- ESPECIAL POR LA PAZ -


Porque las palabras pueden más que los fusiles
por MANUEL TIBERIO BERMÚDEZ

II Encuentro Nacional e Internacional de Escritores por la Paz de Colombia
10, 11 y 12 de noviembre de 2000 - Caicedonia, Valle del Cauca
- Informe especial de Enfocarte.com -


Tal como se había previsto, el viernes 10 de noviembre, el vuelo de Bogotá con destino a la ciudad de Armenia llegó a la 1:40 de la tarde con los escritores procedentes de la Capital de la República, mientras que por tierra, a las 5 de la tarde arribarían los que llegaban de la ciudad de Cali, para reunirse finalmente en Caicedonia, Valle del Cauca, sede del II Encuentro Nacional e Internacional de Escritores por la Paz de Colombia

Era una nómina selecta. 16 de los mejores escritores nacionales e invitados del exterior, serian los protagonistas de este evento durante los días 10, 11 y 12 de noviembre de 2000.

Desde Alemania llegó Raúl Zelick un escritor nacido en Berlín que se ha dedicado a estudiar a Iberoamérica desde todos los ángulos. Zelick participa también en programas radiales que tocan temas sobre la cultura latinoamericana. Con la editorial Nautilus de Hamburgo publica su libro "La Negra" una de las obras que más lo acerca a la problemática que viven los países tercermundistas.

También vino, Walter J. Broderick, quien nació en 1935 en Australia en el seno de una familia de Irlandeses.

Como sacerdote católico, actividad a la que le consagró buena parte de su vida, ha recorrido casi toda Latinoamérica. Ese trasegar por todos los países latinoamericanos despertaron en él un interés especial por el tema del cristianismo y la revolución.

Sus biógrafos señalan que "luego de renunciar al sacerdocio, "Joe" como se le conoce, desempeño diversos oficios, desde taxista hasta guionista".

Broderick; hacia el año de 1969 fijó su residencia en Colombia y seis años después, luego de un profundo estudio publico una de sus libros mas conocidos: "Camilo, el cura guerrillero", obra que tiene varias reediciones y que se considera la mejor biografía de Camilo Torres. En Caicedonia, muy seguramente se ganó el cariño de los asistentes.

También llegó cargado de palabras y de ideas William Ospina, un Tolimense que le ha apostado a la literatura y quien ya tiene muchos reconocimientos en nuestro país.

Con Oscar Collazos, llegó el rumor del mar caribe acompañando sus frases y sus mundos literarios.

Oscar Piedrahita, el poeta de la tierra, quien recientemente fuera nombrado como Miembro de la Real Academia Colombiana de la Lengua, trajo su nostalgia por el olor de los cafetales y nos recordó "Sus cantos del torturado", último libro publicado.

El Periodista Arturo Guerrero vino cargado de respuestas y de comentarios valiosos "Precisamente se ha criticado mucho la ausencia del papel de los intelectuales frente al conflicto. Se dice que los intelectuales viven en una campana neumática. Que están alejados. Que no entienden al país. Que no se pronuncian. Entonces, este Encuentro, que gira específicamente en torno a la paz, obliga a que, quienes trabajamos con la palabra, nos sentemos a pensar y nos pronunciemos de la manera que nosotros lo podemos hacer que es escribiendo, para que el país tenga otras luces" señaló.

Arturo Alape, legendario desde el Bogotazo hasta hoy. Un escritor que tiene mucho que aportar y que no le tiene miedo al pensamiento abierto.

Elmo Valencia quien a última hora reemplazó a J. Mario Arbeláez, "el príncipe de los poetas" vino cargado de irreverente lucidez y como siempre, burlador sin igual, directo, sencillo, Nadaista aun después del nadaismo. Caicedonia lo quiso y lo escuchó con admiración.

Miguel Fernando Caro, joven, decidido, escritor con vocación de maestro. Su trabajo con la juventud es valioso y su pluma cada día se perfecciona mas en el duro oficio de contar.

Alejandro José López, dos pasiones la imagen y la palabra escrita. De las nuevas generaciones de escritores que se abre paso aceleradamente.

Gustavo Escobar Baena: toda una vida en la docencia, en el análisis de la educación en el conocimiento de los marginados. Vino desde la Capital a sacar la cara por su pueblo.

Ana Milena Puerta. Poetisa, comunicadora social y Publicista. Ganadora del Concurso Internacional de Poesía Erótica de la Fundación Plexus 2000.

Julio Cesar Londoño, Palmireño, mantiene con las ciencias y las artes una relación sencilla y sincera. En la actualidad es columnista del país.

Julián Malatesta. Reconocido en los círculos intelectuales nacionales, con una obra numerosa. Poeta, guerrero de la vida, comprometido con los sueños.

Darío Henao, director de la Palabra y formador de nuevos valores en la literatura. Fue en el encuentro anterior un pilar fundamental del mismo.

Francesco Vincenti, conocedor de todas las problemáticas. Su paso por los países latinoamericanos le han dado todas las visiones y le han permitido todas las experiencias.

Los vimos arribar y con angustia hicimos el inventario de último momento, pues sabíamos que en ocasiones como estas siempre se presentan los inconvenientes no pensados, los traspiés que confunden.

Efectivamente, no estaba el dramaturgo Enrique Buenaventura, el escritor German Pinzón el periodista Javier Darío Restrepo, el investigador Alfredo Molano; cuatro sensibles bajas de último momento con las que no contábamos, pero que a estas alturas no nos podían amilanar.

Los escritores, luego de instalados en sus habitaciones, sólo tuvieron el tiempo justo para un pequeño pero reparador descanso, pues a las 8 de la noche se dio inicio a la Ceremonia de Inauguración.

El auditorio del Colegio Bolivariano, un espacio con capacidad para una 700 personas, estaba hermosamente decorado para la ocasión. Los presentadores dieron comienzo al acto cuando anunciaron primero, el Himno Nacional de la República de Colombia, luego vino el Himno al Valle del Cauca, las notas queridas y cantadas con entrega señalaban la solemnidad del acto.

A continuación el turno fue para Lucas Quiroga, presidente de CORPOCAICA, la Corporación para la Participación, Integración y Desarrollo de los Caicedonenses, organizadora del Encuentro. El directivo aprovechó la ocasión para agradecer a las instituciones, personas y entidades que decidieron su apoyo favorable a este sueño que hoy era una realidad. Dijo también que "el compromiso de nuestra entidad con Caicedonia, nos ha llevado a institucionalizar un evento, que día a día se convierte en uno de los más importantes de la región y al cual ya le están poniendo atención desde otros lugares del país".

Luego, el turno fue para el burgomaestre local, Hernán Duque Henao, quien dijo a los escritores: "Caicedonia se siente orgullosa de tenerlos con nosotros, de estar haciendo, en una época de barbarie y de guerra, acciones de paz como la que estamos iniciando en el día de hoy con este II Encuentro Nacional e Internacional de Escritores por la Paz de Colombia".

Después, Lucia González, representante del Fondo para la reconstrucción del Eje Cafetero, entidad que dio apoyo al evento dijo: "Apoyamos este encuentro porque el nuestro, es un propósito que va mas allá de los ladrillos y de la reconstrucción física. Hemos logrado que espacios culturales, espacios amorosos, espacios de lo sensible, sean defendidos desde el presupuesto y desde el ejercicio de la reconstrucción. Por eso celebramos y entendemos la importancia de un espacio como estos en la situación que vive el país, de violencia, de guerra, de desazón de precariedad material y espiritual". Y remató su intervención aseverando: "queremos darle las gracias y felicitar, a los locos y soñadores que creen que es necesario, y posible aún, hacer eventos como estos, a quienes creen que es necesario seguir invirtiendo en la construcción espiritual y en la construcción poética de los hombres, a quienes defienden, desde las administraciones la necesidad de construir espacios para la reflexión como éste y finalmente queremos darle las gracias a los escritores por la palabra. Hoy mas que nunca necesitamos sus voces, sus decisiones y sus silencios también, necesitamos sus interpretaciones y sus lecturas para que nunca se silencien las voces frente a la guerra y para que la intención de paz deje de ser una intención y se convierta en un propósito que nace del corazón y se convierta en una energía colectiva que nos movilice al estado que nos merecemos tener, a la patria que nos merecemos tener".

El escritor, Óscar Collazos llevó la palabra a nombre de los escritores invitados al encuentro. "Bueno -empezó diciendo- este ha sido un nombramiento a mansalva y sobreseguro. (Lo decía porque sus compañeros lo seleccionaron allí mismo en el recinto del acto, sin darle tiempo a prepararse.

"Quiero agradecer a Caicedonia, a los organizadores de este II Evento, esta posibilidad de encontrarnos. Ustedes van a escuchar la voz de diferentes escritores y probablemente coincidan con algunas de sus explicaciones, probablemente discrepen de cuanto digamos al tratar de explicar el horror de la guerra, pero una cosa si creo que mis colegas y todos ustedes estarán de acuerdo y es en un punto: es en la voluntad beligerante de paz que nos anima a todos nosotros.

Estamos aquí pues, gracias a la invitación de ustedes, que es la invitación de la ciudad de Caicedonia, para de una manera modesta, talvez también, de una manera diversa, llegar a tratar de explicar el cada vez, para algunos, más incomprensible fenómeno de la guerra y él para muchos, cada vez la más comprensible necesidad de la paz. Así que en nombre de mis colegas les agradezco el honor que nos hacen al invitarnos y los invitamos, a partir de mañana, a conversar con ustedes. No es la todopoderosa sabiduría. Somos humanos, erramos, pero una cosa si es cierta: desde la imaginación con la que trabajamos y desde la razón, que por fortuna no hemos perdido, vamos a establecer ese dialogo que estamos necesitando todos los colombianos".

A continuación la Banda Departamental del Valle del Cauca, integrada por 50 músicos interpretó las más diversas y hermosas melodías de un concierto que denominaron "País Vallecaucano" y que arrancó largos y entusiastas aplausos del publico asistente.

A las 9:30 de la noche, el Hotel Chamaná fue el escenario para un cóctel de bienvenida a los escritores que sirvió para acercar a los intelectuales con los organizadores del evento, la prensa, y los representantes de las diversas entidades del municipio que habían comprometido todos sus esfuerzos para que éste fuera un evento de grata recordación para los vallecaucanos, los colombianos y los escritores asistentes. Fue un comienzo inolvidable.


SUMARIO DEL INFORME



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail


Sumario | Editorial | Plástica | Fotografía | Literatura | Filosofía | Galería | Entrevista | Artículo | Teatro
Home | Agenda | Colaboraciones | Enlaces| Contacto | Archivo

ESCRITORES POR LA PAZ

 

Copyright © 2000 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.