Los hijos arrojados al paraíso
Antología del libro Facción de imperdido
Salomón Valderrama Cruz*


 

 

RESUMEN: La escenografía de espejismos que articula Facción de imperdido al arte enfatiza la batalla contra las sombras de una mecánica impuesta por códigos inútiles, por ineficaces programas que sólo recortan los innumerables puntos de mira ante una realidad asfixiante y caduca. El libro invita al lector a ser partícipe de un esquema liberador de potencias interiores para derrocar la falsa validez de lo visible, para celebrar nuevamente la contradanza frente al fuego y los elementos, para por fin “revivir el inconsciente una y otra vez atropellado”. Christian Zegarra

PALABRA-LLAVE: Poesía; An-verdad; Renacimiento; Imperdido; Liberación.

 

LA MUERTE DE LOS SESOS

Los surcos de los sesos
Mordidos
Me aguardan
Impertérritos

Lo crudo de la bóveda
Escondida
Se vuelve nieve
Al mirarla
Desnuda

 

LA AN-VERDAD DE LA MIRADA PROMISCUA

Y ebrio ya de belleza y en demencia
(Puede ser que sus ojos sean nuestros)

Luis Hernández

Por estas calles camino yo y todos los que humanamente caminan
por esencia me siento un completo animal, un caballo salvaje
que trota por la ciudad alocadamente sudoroso
Jorge Pimentel

Tal vez la poesía inglesa es muy buena, genial, con el aburrido John Milton,
con el ofuscado John Donne, con el metálico Samuel Taylor Coleridge o
con el furibundo William Shakespeare y el insignificante Thomas Stearns Eliot

Tal vez la poesía cubana es muy buena, genial, con el fascista José Martí,
con el elástico Nicolás Guillén, con el ascético Eliseo Diego o
con el irresoluto Cintio Vitier y el prostático José Lezama Lima

Tal vez la poesía francesa es muy buena, genial, con el famélico Charles Baudelaire,
con el mercenario Paul Valéry, con el fermentado Tristan Tzara o
con el capicúa Guillaume Apollinaire y el sofista Arthur Rimbaud

Tal vez la poesía española es muy buena, genial, con el peripatético Jorge Manrique,
con el exotérico San Juan de la Cruz, con el córvido Francisco de Quevedo y Villegas o
con el vagabundo Luis Cernuda y el desconcertado Federico García Lorca

Tal vez la poesía alemana es muy buena, genial, con el insolente Friedrich Schiller,
con el gobio Friedrich Holderlin, con el inmaculado Friedrich Nietzsche o
con el saboteador Hermann Hesse y el renacuajo Heinrich Heine

(Puntos suspensivos: LIBERTAD
Para seguir pensando, reclamando o escribiendo encima de los idos)

Pero es seguro, yo lo sé, hay una poesía extraña y más genial
Tal vez la poesía de la vida o
Tal vez la vida pútrida de la poesía

Tal vez la poesía peruana es muy buena, genial, con el nazista José María Eguren,
con el gárrulo Emilio Adolfo Westphalen, con el sedoso César Vallejo o
con el rimbombante Martín Adán y el homofóbico César Moro

Tal vez estoy tan borracho o gnóstico que me elevo al excremento
Entre el tú y el yo, igual, el té y él
La divina poesía que puteando con la Internet está

 

OTRAS MEMORIAS PROHIBIDAS DE ADÁN

Soy un hombre.
He construido un templo
donde mi virilidad no tiene límites.
Cinco vírgenes me rodean
de día las desnudo al contemplarlas
de noche cubro sus cuerpos
con mi semen angustiado y renovado.
Mariela Dreyfus

Soy un hombre o necrofilia espaciotiempo en amarillos sin cadalso
Ya no invadido ermitaño oriental
Soy una mujer o doctora en pedofilia conyugal
Impecable inocente densa e inflexible
Pura de vate arquitectónico burdo arquetípica maldad
Porque no fue mi época y recién lo es
Porque nunca sentí en mis manos la cruz verdadera
Sino un hombre de juez
Cuando hombre no soy
Cuando soy únicamente hembra de vicios niña de goces y mujer Bovary
Traduzco brutal asco poesía maravilla y violación
Hombres vírgenes estallando al sueño o algún Paraíso Recuperado
Rogo en estas las bocas amalgamas marcianas de Jan Saudek
Las agujas tiempo poliedro que en cuclillas aguardan mi ciegocielohorno
Mi celo diacrónico que piensa en cuatro patas agarradas a mi falo idolatrado
Bebido y lamido para hablar de los 36 000 segundos de orgía... ooh-hoo...
Belleza eternidad única y diferencial absoluta
-Me gustan las otras mujeres pero a veces también los hombres-
Ansiosos desposeídos ordinarios y ricos
Muy ricos de mieles usadas y negras
Parnasianismo alburas de Sade en japonés
Úlceras tiernas mayólicas dimensión Reproducción atemporal
Represa diagnóstico metalenguaje eterno barroquismo de Adán
Paraíso poema antígeno y
Aserrín planetas mujerr
Ser hermafrodita ocular jardín de botella apátrida el mar
Soledad cubismo de Ícaro manumitido de La Libertad
Árbol razón auténtica fragilidad del círculo ciego futuro
Fósil repetida energía potencial en todo Mito de Sísifo

 

FACCIÓN DE IMPERDIDO AL ARTE

Las aguas ferrosas que calentaban tu cuerpo
tenían colores de serpiente plana,
y la tierra se había descocido en sus espacios,
y llevábamos nuestra infancia
como un estandarte sin sombras…
Rodolfo Hinostroza

Para una falsa Afrodita me pintaré
Maniatado 
Y todavía a tres guardianes portentos
Eyacularé las cuatro veces seguidas

Acaso entregado con rampas de 73 metros al suelo
-Para cuando me vea estará enamorada-
La asentada parcela que me toca recibir de tus ojos

Eso con lo que el violín se ha tocado
El eterno

Entonces ellos eunucos escarbando hallarán
Las onduladas praderas inventadas por mí
Los nombres lejanos en la mantis re-religiosa
De otra aventura cruzando en Macondo

A la estación espacial peruana

In-honor motores baquianos
Donde estuve al clamor por mi padre
El gran Velázquez del cuadro
Los inacabados cielos
Actuando en una cinta lila de Borges

Espero indumentarias de rojo con negro
-Mejor Rojo y Negro-
Actuar de nexos brutales

El actual paraíso en mí como único hombre de esta pampa
Como jamás un único nunca imperdido

 

CONFESIÓN A UN CRISTO MUERTO DE AN-VERDAD

Papá escanció su último aire sobre nosotros.
Me acompaña una muchacha parecida a una fuente.
Nos alimenta una licuadora.
José Watanabe

He hecho camino desvestido de colores negros y todo
Es tú siempre las gordas piernas abiertas con sangre

El imbécil que saca a la conciencia la lengua
Muerta a la que busca hacerse un Rembrandt

De Ícaro atrapado en el cielo del Cusco ya en mí
-Batalla sola de mierda abrazado-
Acabando a Liliana en baleo invisible 
El sueño indeleble de mural de Diego Rivera

Primigenio lo de más abajo siempre de mis huesos
Escondidos en tu cuca pequeñita y hambrienta

Creando a los indios del ande tapados con un reloj

Marca de blanco en mi cigarro que enfumo
-Todas las veces solo-
Y así soy el arquetipo social la foto bella
Experimento de un sodomita muerto en la cuna de mi aborto
En mi estomago muerto por folgar a la hija de mi jefe
-Es hoy y tengo a Séfiro-
En la cruz de mi ser ya en Dalí como un Salvador
De mi parte tan hembra como negativa

Por un centavo los libros de mi biblioteca vacía sí
En antes contracultura ya la vida magnífica
De una máquina para la pendejada animal
Del otro bosque moderno con la solitaria línea
De mi medio ostracismo para el ver
Solamente la vanidad del perro muerto en aquellas
Las prosas que lloran
En líneas otra vez largas redondas y curvas

De las cuatro bocas llenas de América
-En mi país por catorce soles encontré la muerte-
De un amoroso hombre común

Hallar inútil al hábito de dios
Al bendecido en una noche brillante de holocausto
Impotencia de besar al propio hermano bello
Observando el lienzo donde está pintada mi muerte
Entendiendo ordinaria y triste

Dando a mi amigo Eduardo Cervantes una vela de dar
El artista genial

La paz a la conciencia violada en la niñez
Hermafrodita las dos veces en la cama

De loca al seguidor de Cristo antiguo y nuevo
-De los últimos primeros días acabando-
Obscuros desde el Perú para un vacío Universo
Sin sentido de materia ni elemento

El que cree
Ya el que comprendió alguna vez a Ben-Hur
En infinidad de la cosa indefectiblemente obscena y basura         

 

ACOPLE DE LAS OTRAS VERDADES

todo se disolverá en
una llanura de agua,
en donde un canto o un poema más
sólo serán ríos pequeños que bajan,
ríos caudalosos que bajan…
Javier Heraud

Arranco lindas drogas de la doga
Para drogarme batracio

Penetro úlcera negra
Y muerdo el dormir en sombra

Cojo el barril inventando hacia mis alas
La navaja de goma

Me extingo en los nombres las vidas hermosas de Poe

Rastreo la ojiva en el seno de mi madre
Harto me entierro de blanco
Y volteo para morir delicado 

Digo familia y destruyo las dos cosas
Por trece que tememos

Otros serán los que hallen con Debussy los
Reflejos del agua
Los 666 res 333 don 796 868 mis
866 547 war 652 257 das
0 cero 0 231-Planetas perdidos

-Idéntico hay que estar para ser recordado todavía en hoy-
El mismo
Sin mañana 
H-h-UAO-INoKae escrito se verá en mi tumba de barro
Con una piedra

-Ya sé en mi vida parecen todos un error- 

Salomón Valderrama Cruz en sus vidas
Las otras que siempre fueron ya que esta única vez
Que no serán
Verdades las otras también...

 

OSTRACISMO O
LOS HIJOS ARROJADOS AL PARAÍSO

Se decía que, volando uno al lado del otro como dos cóndores de los Andes, les gustaba planear, en círculos concéntricos, entre las capas de la atmós­fera más próximas al sol, que se nutrían en esos parajes de las más puras esencias de la luz, y que sólo se decidían de mala gana a cambiar la inclinación de su vuelo vertical hacia la órbita aterrorizada en donde gi­ra el globo humano en su delirio, habitado por espíri­tus crueles que se matan entre ellos en los campos donde ruge la batalla…
Lautréamont

El angustiado agua otrora celestial se levanta antimateria plana
Paracaidismo de infernáculo nadando la ciudad flotante de palabras trabilarias
En el templo ave corpúsculo de tiempo vacío
Soto de miel vivificada solamente cuando es sabia de planta negra
La ley del agua autárquica roza halo de tierra desnuda
Paraíso esperando un hijo colgado de un poema frijol y
El fuego que no ataca la carne
Piedras coral drástica cúspide de todos los paraísos
Extraños en los bosques del reloj
Memoria infiel la clave del rocío ficción Azul
Parábola de Los cuatro guerreros rojos
El abstruso en una gota de mar estudio o punto universo de Seurat
La flor manifiesta Big Bang todas las cosas serán
Las que me encierren imperio Tierra sexual
En el reloj que está allí escultura estático
Dominandos despertares de la lengua colorida
Atada de una nube violoncello o dado de Dido
Impasible con sus minutos segundos Pachacútec que pasan raudos sin voltear
Manteniendo un Matusalén corsario en El barco ebrio
Esquinas nudo de seda de arañas en bandejas rojas
Arándano rostro de la virgen bella arrastrando los ojos ciegos
Aguardando retornar en la cola pico o remos poetas invisibles
El tiempo es nuevo nuevo para cada instante en que se detiene
Solitario universo la totalidad como el solitario vacío
República o Sociedad Marrón seudópodos de los caminos espejos negros
Ya no pueden ver más allá las lomas marrones bebiendo ojos mundos
Flor Divina Comedia negra de la luna dime ¿dónde partirán
Mis hijos y los hijos de William Blake?
Será la marcha sobre catorce bisontes amarillos rojos locos
Broncos que laten unísono corazón
Café sueños máquina para poder atravesar el vacío
En los tangos que también describen Las Flores del Mal
Muerte niña de rostro blanco vientre cúbico
Flotante de piernas verdes hermanos mutilados despellejados
Políticos banquetes celebrando el opio de Francis Bacon
Abrazos Mary Shelley sentimientos de hombre que espera desear
Los brazos atrules regados traslúcidos en biotopos marrones negros y plomos
La esperanza de rescatarlo todo el planeta de flor sangre
No tiene que estar sino queremos
Como un cuerpo podrido hace 500 años tu cabeza está
Bajo el pacífico mar
De ese puente donde está depositado La barcaza del Sol
Esperando a su nave secreta
Esa que lo conducirá a prostituir el propio cuerpo desnudo
Que la carne depreda el fuego
Viajando hacia la flor nirvana poesía antípoda única y eterna de la flor universal
Al vacío agujero hombre destiempado
Erudición incendio de bibliotecas moras humo palatino
El reloj que evidencia el tiempo inevitable
Cuando las voces mustias nacen viven y mueren
El hijo del rabino sufrirá la cola de cerdo metáfora idéntica
Cuando los impertérritos bosques del reloj son figuras no aguardadas
Desolado sueño de la muerte extraña al tiempo y la materia
El reloj que he ignorado yo
Vida de lo que significa para la dulceánica tierra
Cuerpo de sombra blanca sólida dichoso animal
Sin esquema económico o grafías de vida pertenezco en desiertos
Marías volúmenes quemados sobre albuferas niagras
El peso acrocéntrico de los ojos azules cuando vuelan las aves
Intestinos oratales las moscas diurnas escápula dorada
Las nuevas ciudades vivas cándidos fogones escribiendo los libros
Una solitaria línea y una sola persona para una palabra anagrama
Bosques de Plutón solitaria mamá en los púlsares
Las letras que olían a vino los cuadros de chicha que sabían a whisky y
La carne maldita adorada se devoraba la carne bendita ignorada
Frágil salida diamantes de entrada forrada de todos los vuelos
Escondida bajo la cama indecisa almíbar que nace
Atropellando las desesperadas flores del todo animal
Inhóspitas hembras que anhelan sangrar
Mares fuente despotricada a un cuanto o El Aleph del color
Se decía qué siniestro secreto abrazan los libros
De miserias divinas de fulgores malhadados
De invisibles jugosos asuntos estándar
Qué maldita o vengativa magia cura la vida de Los perros hambrientos
Los que sólo soñando o leyendo viven sus vidas
Miserias instantes de gloria paraísos de El libro de arena
O todos los viajes espaciales
Una piedra negra de una patada es la luna
Un corazón rojo desgarrado de unos animales besos es el eterno sol
Un punto neutro que de puro platonismo inicia todo o
Unos 12 suicidas a balazos cuchillazos escupitajos o misilazos
Destruyendo el rencor proteger rescatar protegerse
El poquísimo amor que les queda
Del sueño a la cama de la cama al baño del baño a la mesa y
De la mesa al trabajo libro refugio libre refugio 
El trabajo que es un sueño parapetado
Del trabajo a otra mesa y de la mesa al trabajo
Me sostengo de un brazo con un dedo en mis sueños
Del trabajo a la casa doy de beber a mis hijos de comer para un sueño y les digo
La vida es lo que secretamente esconden los libros
Todos dormidos mi esposa mis hijos los libros que tengo
Que reservan infinitos mis viajes o las vidas que yo jamás tengo
Aunque a todas partes llego y llevo infinitos recuerdos
Cuando soy todo lo que contiene e ignora aunque sea pequeño mi libro
Portal del tiempo que se detiene o avanza si quiere y sólo conmigo
Atacamos molinos que es imposible soplar
Revivimos julietas para volver a soñar
Fabricamos caballos para rescatar la nueva ciudad circular
Hacemos de este mundo perdido la ruta para a Beatriz alcanzar
Qué siniestro secreto abrazan los libros
Cómo es que siendo tan pequeños logran esconder delicadamente
Esperpentos ínfimos bellos ingentes ideas gigantes
Las singularidades galaxias enteras ramos o acertijos de luz
Casas redondas esferas cuadradas Poemas de Rowley vidas enteras
Secreciones del mundo en unos solitarias palabras
Así haciendo un poema saco las conciencias de la bolsa del mercado
Para toda filosofía lo más difícil no es pensar sino
Pensar en lo que puede ser pensado
Que a pesar de todo nunca se acaba o que nunca se acabe
Los poemas de arena o
La arena de los poemas
Entre dos mágicos galpones de vida
A La flor arquitectónica sobre la mesa que es mía
Peregrinación ciudad hidrosolar pórtico poesía canal de luz
Canibalismo corzo del pincel rosado para la muerte asada
Humor danza freática sumisa catalina vespertina
Cópula viuda caminante del agua salada y blanca
Montando el carro anaranjado beso biunívoco motor fitosolar
Lesbianismo invertido abismo peral humilde y sacro jugo de hipocampos
Galaxia raza sincrónica alucinación la casa de Jean Michel Basquiat
Eléctrico en la sal halladas alas que copulan en los aires metamórficos
Biotopo sitiado en las torres negras heridas en el anillo tierra intangible
Ocho patas cavilando al unísono huerto de la imagen olvido
Vertientes cultivo monocromáticas estela de la hermosura
Cuando es pecado violarme o comerme la cabellera
Revolución y Dios es infierno castrando las plagas cretinismo
Por todos los hijos arrojados a la bolsa que es el vuelo
La verdadera flor que es refugio y vida partirá de la figura esfera viuda
Sufriendo humanidad cuadriculada los restos de vida
Aquel puro odiófono libertador de el Conde de Lautréamont
¿Quién es y qué es?
Lo que esconde el beso y lo que exclusivamente ven los marginales
Como la vida en el viento espontáneo se levanta el angustiado
Pregunta ¿qué es vivir? ¿qué es morir?
Puertas para mí cráneo hambriento o Haydn y Las Siete Palabras
De Mallarmé Un coup de dés jamais n'abolira le hasard
(Tirar los dados jamás abolirá el azar)
Volando iré a la luna de Eva secretamente sacrificada en Ceres cuadrúpeda
Niña del osario reino desnudo de la montaña vacía y gélida
La lluvia está labrando las rocas intocables del cielo
Decapitarte por ser aviador del más humilde rincón del mundo
Pintar los 24 cuadros de mi vida distante de la época televisada
Nuevos versos politeístas verán amanecer El Universo antigravitacional
De los niños que detienen el más inocente océano entre sus ojos mecánicos
Belleza filosófica del campo en tratados híbrido de los nuevos gobiernos
Hombres de los cuadros solares bocas secretamente bendecidas
Llegará el otro reino primero patafísica estructural
Un monocorde en contexto todo de rojo los pastos báratros
Todo de negro los cielos oculares esfera anfibia habitación universal
Monovalle cibernético todo a donde vamos los últimos límites
Brumoso estandarte de los días los sumo o
Ellos me suman presentes
Pasados y futuros en el punto inmutable
Todo al mismo tiempo
Amoral cuando bebo del Leteo el siguiente instante en que me toca volverme
Hora tiempo y vida pura los días que me restan para ser un santo pecador
Mi unánime santidad para callarme otra vez
Pienso en el suicidio purificarme en vez de viajar a redimirme
En una analfabeta estela flor matinal
Manantial de los bellos ojos de mis únicos ojos bellos
Pero el temor me penetra los cánceres que cobijan mis vientres
Las cavernas que comunican mi aire petrificado en mi conciencia
Sin agua y sin sal inventar un edificio en el centro del mar para arrojarme
Desangrado sobre las lágrimas cuando pienso en mis hijos
Unión de dos o más esculturas vernáculas
Cuando te corres y estás jugando
En el círculo triancuadrado por las hembras que son los metales blandos
Suaves y dulces como esta hoja
Que ahora te insita a abandonar las manchas ajenas
Las que te contaron en 69 noches en aquel pueblo antiguo
Donde tus padres gozaron hacerte en ofrenda de Los Apus
Vestidos como una mujer
La indefectiblemente ansiosa
Cuando Pariacaca ha hervido totalmente el lindero absurdo del contenimiento
Como un elastómero animal
Cuaando laas mannos see desgaarran dee platter y liberrtad
Para gritarle desnudos vengan todos a mí o
Acuchillarme adoptar una postura arbitraria congelarme y no poder sentir
Que mis otras soledades también han muerto
La propia vida del cuerpvo de Leonor
Quién sabrá que el suicidio como morir de hambre están sobre la balanza
Planeta Tierra que existirá siempre en mi memoria
Existen flores que viven sobre el agua flores de colores flores color agua
Flores que flotan y rebotan esferas de luz
Memoria universal ismo del Ostracismo o Helioismo
Ardiente sol que depositas noche y naturaleza
De luna que se mece en el columpio propio de los lienzos
De manzanas ahora y todas mis mañanas aterrado cohete de mujer
Lima de aguas fósiles
Entre las piernas hay todavía una navaja ansiosa esperando
El santiamén para a traición cortar la carne y
A Judas esparcir desparramar Todas las Sangres
Postre de las florres maculadas por excreciones niagras verdes ronjas y blancas
Cual punto que subvierte a Nietzsche del bien del mal
Límite absurdo realidad que hay de la vida Pertunda de la gozosa muerte

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ZEGARRA, Christian. Salomón Valderrama: El movimiento pendular entre la tradición y el desacato ante lo real. EOM, revista de arte y de literatura. Dirigida por el poeta y filólogo español, Francisco Javier Cubero. Número 38 (diciembre 2005).
http://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/aire38chz02.htm
HERNÁNDEZ, Luis. Las constelaciones. Trujillo, cuadernos trimestrales de poesía, 1965.
PIMENTEL, Jorge. Ave soul. Madrid. Ed. El Rinoceronte. 1973.
DREYFUS, Mariela. Memoria de Electra. Lima: Orellana & Orellana Editores, 1984.
HINOSTROZA, Rodolfo. Contra natura. Barral Editores, Barcelona 1971.
WATANABE, José. Álbum de familia. Cuadernos trimestrales de poesía. Lima, 1971.
HERAUD, Javier. El río, El viaje y Estación reunida. Poesía (Ed. Bilingüe esp/alem). Jaime Campodónico editor. Lima, 1994.
LAUTRÉAMONT, Conde de. Cantos de Maldoror. Santiago de Compostela. Edicións Laiovento, 2005.

*Salomón Valderrama Cruz nace en abril de 1979 en Chilia, Departamento de La Libertad (Perú). Realizó estudios en la Universidad Nacional Federico Villarreal y Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Aparece su primer libro de poemas Encrucijada el año 2002 y, en el 2003, Anemómetro. Ha sido publicado en revistas y otros medios de difusión literaria de Perú, Argentina, Chile, Brasil, Venezuela, Colombia, Estados Unidos, México, El Salvador, España, Puerto Rico, Francia y Alemania. Actualmente es Director de la revista Antínfeliz y está por publicar el libro Facción de imperdido al arte.

 




Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail




Sumario | PLASTICA: Sergio Payares - Tatiana Montoya - Irirni Karannayopulou - Enrique Marty - Jesús Zatón| ESPECIAL: Juan Barjola | FOTOGRAFIA: Pep Bonet - Kim Hunter - Jessica Bruah - Bonnie Portelance - Luca Curci y Fabiana Roscioli | LITERATURA: Cesare Pavese - Saul Bellow - Edogawa Rampo - Oleski Miranda - Karla Suárez - Enrique G de la G |
POESIA: Carmen Iriondo - Clara Janés - Marosa Di Giorgio - Rafael Farías Becerra - Marcos Arcaya Pizarro - Antonia Álvarez Álvarez | FILOSOFIA: Michel Foucault -Ernest Gellner
| PENSAMIENTO: Lawrence Lessing - Armand Mattelart | CINE: Lucia Bosé - Gustavo Fontan | TEATRO: Orígenes del Teatro en China IV


| Home | Staff | Colaboraciones | Directorio | Archivo | Buscador | Poesía semanal |
| Concursos |


Google
  Web www.enfocarte.com

 

Copyright © 2000-2007 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.