Orígenes del Teatro en China II
Maria Dolores Garcia-Borrón Martínez

 

BREVE HISTORIA DEL TEATRO CHINO


Ya hemos dicho que la historia del teatro chino es muy larga. Antiguos textos sitúan la existencia de una floreciente profesión teatral bastante antes del comienzo de la era cristiana, y tanto en lo que se refiere al medio popular en su conjunto como a la corte de los reyes y emperadores. La mayoría de los estudiosos han creido que la representación escénica se originó en las ceremonias religiosas chamánicas, especialmente en aquellas en honor de los dioses de la cosecha. Aunque esto es sin duda posible, la teoría tiene aún que demostrarse con investigación más pormenorizada. Desde alrededor del año 200 a. C., muchos documentos sobre el teatro se refieren a la corte central y demuestran que los emperadores patrocinaban el teatro tanto como divertimento como para acompañar sacrificios a los antepasados y dioses.

También hemos visto que el canto y la danza constituyen la fuente lejana de la mayoría de las artes teatrales, que son inseparables del teatro tradicional. Se presentaban primero en el espectáculo en forma de ballet que, a pesar de su origen popular, conoció pronto gran éxito en la corte, como también ocurriera en el caso de estilos de música y canto populares presentados sin más relación con otras artes. Decorados de figuras en relieve de principios de los Han (206 a.C.- 220 d.C.), descubiertas por la arqueología, representan escenas de danza e ilustran este tipo de espectáculos. En esta época (como anteriormente) parece que los actores solían llevar máscaras que representaban a espíritus de animales, como peces, aves, linces, leones, osos, leopardos o tigres. Aunque las máscaras y el maquillaje están conectados sólidamente con exorcismos de enfermedades, plagas, espíritus negativos, cambios estacionales o políticos, etc, y con piezas rituales como Expulsión de las pestilencias (1) así como con diversos ballets propiciatorios (2) -es posible que ya desde el periodo Zhou (1066-221 a.C.)-, también desde muy pronto estuvieron presentes como vemos en las diversiones, pero es el maquillaje lo que finalmente prevalece en el teatro chino. Junto al canto y la danza, aparecen en esta misma época Han, como dijimos, los baixi, “Cien Juegos”, que se perfeccionan bajo los Wei posteriores (386-534 d.C.), con formas en que los bailarines van vestidos con ropa especial, acompañadas de música y acrobacias sorprendentes y farsas de gran gusto, espiritualidad y gracia.

 

NOTAS
(1) Pieza religiosa que tenía verdadera función de exorcismo. También se la conoce con el nombre de Agradecimiento al dios del suelo, ya que se escenificaba tras la construcción de un nuevo edificio. V. Promenade au Jardin des Poiriers, Jacques Pimpaneau, Musée Kwok On, Paris, 1965 . P. 10 .
(2) El Ballet Folklórico de Méjico, con su famosa Danza del Ciervo, que muchos hemos admirado en las giras internacionales de ese gran conjunto (nosotros presenciamos este mismo espectáculo en el Palau dels Esports de Barcelona a fines de la década de 1970 o principios de los 80), ofrece otro ejemplo de rituales que se han convertido en representaciones sobre el escenario tras alejarse de un contexto ritual. Por otra parte, “el documental de Margaret Mead y Gregory Bateson Trance and Drama in Bali, de 1938, subraya cómo el pueblo puede sentir dentro de una tradición la necesidad de transformar un ritual para conmover a un nuevo público; incluso si para ello fuera preciso rechazar lo que puede considerarse auténtico en su propia cultura ancestral, y con vistas a satisfacer los propósitos de un nuevo contexto”. V. Law, op.cit, p. 231. Y en España, y por supuesto aún más en todo el ámbito hispánico, hay abundante bibliografía sobre tambores de Calanda, cencerradas vascas, etc, etc, así como sobre infinidad de festividades americanas importadas o indígenas, y en suma sobre toda clase de innumerables y diversos eventos tradicionales, que a distintos niveles también se inscriben en rituales de exorcismo convertido en espectáculo .

 




Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail


:: Opina sobre esta nota en los nuevos Foros de ENFOCARTE ::


| ANTOLOGÍA DE POESÍA RUMANA |

| Sumario | Plástica | Retrospectiva | Escultura | Pintura I | Pintura II | Galería I | Galería II | Fotografía I | Fotografía II | Fotografía III | Literatura | Destacado | Literatura II | Cuento I | Cuento II | Relatos | Poesía I | Poesía II | Poesía III | Poesía IV | Poesía V | Poesía VI | Poesía VII | Filosofía I | Filosofía II | Filosofía III | Pensamiento I | Pensamiento II | Pensamiento III | Pensamiento IV | Cine | Teatro I | Teatro II |

| 7X10: ANTOLOGÍA DE POETAS ESPAÑOLAS CONTEMPORÁNEAS |


| Home | Agenda | Staff | Colaboraciones | Directorio | Contacto | Archivo | Buscador | Noticias | Poesía semanal |
| Crea tu sitio | Promoción | E-mailing Cultural |
| Concursos | Foros de Enfocarte|
| Números Anteriores |


Google
  Web www.enfocarte.com

 

Copyright © 2000-2005 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.