Ana Erra


Haz click para ampliar la imagen
Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen


Ana Erra y la técnica del collage

Después de una larga etapa inicial ligada al grabado y dentro de él, casi exclusivamente, a la xilografía y al dibujo a la pluma, lo que me liberó de ese rígido ejercicio del blanco y negro puros fue mi encuentro con la técnica de los recortes pegados.

Esta técnica provenía del cubismo, el cual había adicionado elementos reales a la pintura enriqueciendo sus posibilidades visuales con un rico yacimiento de materiales inéditos. A partir de ese momento, el collage se inscribe en casi todas las vanguardias del siglo XX.

En el collage los recortes cobran vida propia. Esta técnica permite unir y relacionar elementos totalmente dispares, opuestos, siguiendo un proceso de desconceptualización inicial y posterior reordenamiento, a veces inconsciente, que permite al artista formar nuevas imágenes absolutamente libres, inéditas, lo que les otorga ese grado de sugerencia, de misterio, de paisaje onírico. Esas imágenes escapan al espacio – tiempo real y ofrecen a cada espectador la posibilidad de una lectura diferente.

En esa etapa entro en contacto con la deslumbrante obra de Marx Ernst, activo miembro del movimiento surrealista, quien utilizaba para sus collage ilustraciones de las revistas francesas del siglo XIX, especialmente de “Ilustration Française”, o de las novelas de Julio Verne. Con elementos recortados, aislados y vueltos a montar, realizaba collage que transmitían un clima moral opresivo, angustiante, delirante.

El movimiento surrealista encontró en los collage de Marx Ernst su más acabada expresión. Junto a Ernst, usaron esa técnica, artistas como Picasso, De Chirico, Man Ray, Magritte, Dalí, Marcel Duchamp, Francis Picabia o Frida Khalo. De todos ellos, el que modulaba en mi misma cuerda era Max Ernst.

El collage y sus metáforas plásticas, por encima de los repertorios simbólicos del surrealismo, correspondían a una experiencia más alta: la poética.

Ana Erra, 2004



Haz click para ampliar la imagen
Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen



Haz click para ampliar la imagen
Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen



Haz click para ampliar la imagen
Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen



Haz click para ampliar la imagen
Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen


TEXTOS DE LAS EXPOSICIONES DE ANA ERRA


1- Exposición Mujeres de América. Portoroz, Slovenia

“Un repertorio de imágenes reflexivas, en una clara fantasmagoría compuesta por collage de inspiración cubista [es lo que] la pintora Ana Erra integra con eficacia con los diseños preexistentes. El efecto mágico del montaje se logra con el procedimiento de disimular las figuras, lo incompatible es llevado al límite de la imaginación, donde reina lo irracional, lo simbólico, lo inconsciente. Ponderadas combinaciones del collage crean el esquema poético de un potencial alegórico de símbolos y de signos, en el cual resuenan los ecos de los luminosos escritos de Borges, Galeano, Poe.”
“El hábil pasaje de las transparencias de las tintas de colores a las figuras aplicadas disimulan casi por completo la distinción entre lo original y lo agregado, entre la intervención pictórica y el fotomontaje. La aglomeración estructural en la cual prevalece una línea retorcida, una espiral, vienen ordenados con maestría, con una precisión obsesiva del detalle que recuerda la obra pictórica de los más incisivos cuadros de Dalí”

Majda Bozeglav. Crítica de Arte. Portoroz, Slovenia


2- Exposición Memorias del Fuego. Savoia Excelsior de Trieste, Italia.

“Las obras de Ana Erra, - realizadas con la técnica del “collage”-, agregan al mundo una dimensión surrealista no referida al dato real objetivo.
No es el arte de la mimesis (o sea, de la imitación), es el arte como trayecto independiente que encuentra en lo fantástico la consumación del efecto compositivo final valiéndose de los fragmentos de la realidad visible. La sugestión viene del conjunto, de la ubicación audaz y temeraria del aparato escénico. Una serie de invenciones e “incidentes” figurativos que hacen las obras únicas, preciosas, y sin retórica, irrepetibles.
La atmósfera –con la consecuente selección de las soluciones cromáticas- es grandilocuente, se diría “españolesca”, y remite al mundo de la fértil fantasía onírica de Dalí, mientras otras composiciones “mentales” de las imágenes llaman a la memoria a Picasso y su análisis cubista, para arribar al milagroso placer por las paradojas del belga René Magritte.”

Giancarlo Bonomo. Crítico de Arte. Director del Movimiento Arte Intuitiva. Trieste, Italia


3- Exposición Poesía en los muros. Museo Histórico Nacional, La Habana, Cuba

“Ana Erra, la pintora, la manipuladora de todo límite canónico de las formas, los procedimientos, las técnicas contemporáneas nos abre a una lección no por menos evidente menos trascendental: todo cabe, toda forma dice, puede decir, tiene un uso: lo que importa es la mano ordenadora de los elementos, la elaboración intelectiva del caos y vemos como los materiales más comunes se integran y se dignifican en la maestría, sobria, exacta, pero provocadora, incoherente, transgresora que al final nos dejan, coronada, sobrepasada, la intención, el hecho.”

Alex Pausides. Poeta, escritor. La Habana, Cuba.


4- Exposición ¿Y después qué? Buenos Aires, Argentina.

“Lo original en los notables “collages” de Ana María Erra es su empleo en la elaboración de arduas metáforas plásticas, lo que en principio la acerca a los repertorios simbólicos del surrealismo, pero mucho más a una experiencia más alta: la poética. (…) Sin perder de vista tampoco, en ningún momento, su condición de pintora, sus atavismos como tal. Las imágenes ajenas que aparecen en sus obras se integran, (…) aparecen de sus fondos que se convierten así en los verdaderos protagonistas de sus extraños trabajos, en una especie de misión convocante.”

Osiris Chierico. Crítico de Arte, Buenos Aires, Argentina.



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail


:: Opina sobre esta nota en los nuevos Foros de ENFOCARTE ::


| Sumario | Editorial | Plástica | Collage | Pintura | Galería | Escultura | Fotografía I | Fotografía II | Desnudos | Galería Fotográfica I | Galería Fotográfica II | Literatura | Las 1001 noches | Destacado | Ensayo | Literatura II | Cuento I | Cuento II | Novela | Poesía I | Poesía II | Poesía III | Poesía IV | Poesía V | Poesía VI | Poesía VII | Poesía VIII | Filosofía I | Filosofía II | Pensamiento I | Pensamiento II | Cine I | Cine II | Cine III | Teatro I | Teatro II | Música |

| ANTOLOGIA DE JOVEN POESIA GALLEGA |


| Home| Staff | Colaboraciones | Directorio| Archivo | Buscador | Poesía semanal |
| Concursos |


Google
  Web www.enfocarte.com

 

Copyright © 2000-2007 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.