Gerry, el hermano mayor
Violeta Kovacsis

 

 


La próxima edición en DVD de Elephant es una buena excusa para reivindicar Gerry, el anterior y menos conocido filme de su director Gus Van Sant.

Si uno se preguntaba de dónde salía Elephant, ese gran monstruo del cine que dio el 2003, la respuesta es Gerry. Rodada un año antes que Elephant, Gerry se abre con dos jóvenes en un coche y una carretera que la cámara sigue, flotante, al ritmo trágico de la música de Arvo Part. Con esta sola imagen el trayecto queda definido: Gerry es un camino cuyo retorno, si existe, no puede desvincularse de la tragedia.

Gerry posee muchos de los elementos que Gus Van Sant luego desplegaría en Elephant: desde un trabajo sobre el tiempo a través del espacio –el vasto desierto en una, los largos y amplios pasillos del instituto en la otra- hasta un retrato de la pérdida en la juventud de la era contemporánea. Aunque sobre todo tienen en común una abstracción, que en el caso de Gerry, donde el guión como tal desaparece, es llevada el límite. Los dos protagonistas del filme, sus dos Gerrys (así es como se llaman entre sí los personajes interpretados por Matt Damon y Casey Affleck), llegan al desierto sin que sepamos muy bien porqué. Van al encuentro de algo, pero ese “algo” que desconocemos pronto pierde su interés. Los protagonistas dan media vuelta y el “algo” se convierte en una mera excusa, en un macguffin hitchcockiano llevado al extremo del desnudo, que nos deja cara a cara con lo que va a ser el relato del filme: dos jóvenes perdidos en el desierto.

Apenas hay diálogos, apenas hay acción. Sólo el vagabundeo desesperado de sus dos personajes y de una cámara que nos llama la atención como si del mismo ojo del diablo se tratara. La secuencia más nutrida de diálogos es la primera noche que los dos amigos pasan en la intemperie, en la que el Gerry interpretado por Affleck cuenta sus últimos pasos en lo que, supongo, es un juego de ordenador. La falta de diálogos en el resto del filme otorga a esta secuencia la fuerza de la palabra. Gerry bien podría ser una aventura gráfica en la que salir del desierto fuera el objetivo.

Hay quien pueda preguntarse si la firma del guión por Matt Damon y Casey Affleck es una broma de mal gusto. La respuesta la podemos encontrar, en parte, en sus interpretaciones, que se sitúan en la pura espontaneidad: en el escaso diálogo, pero también en la gestualidad, en el mero echo de andar. La relación entre ambos es algo mágico por su intimidad y frescura. No en vano, los dos actores son amigos desde la infancia, una amistad que es trasladada a la pantalla hasta el punto de llevar a la ficción su forma de hablar cotidiana. El proyecto nació de los dos actores y amigos. Damon ya había firmado junto al hermano de Casey, Ben Affleck, el guión de otro filme de Gus Van Sant, que de abstracto tiene más bien poco: Good Will Hunting. Una experiencia que no les fue nada mal, ya que ambos volvieron a casa con un Oscar al mejor guión original en la mano.

Despojado de toda narratividad, Gerry queda en manos de una cámara que se desliza con firmeza bajo la dirección de fotografía de Harris Savides -que luego haría lo propio en Elephant. La acción cobra otra forma, desvinculada del causa-efecto. Es el caso de la secuencia en la que Casey Affleck se ha situado a lo alto de una roca sin poder bajar. Matt Damon va juntando algo de arena para que su compañero proceda a un salto imposible. Van Sant filma la secuencia en un plano fijo que sólo se ve brevemente cortado por un plano corto de la reacción de Affleck. Lo extraño de la situación, la irrisible y escasa arena que acumula Damon (una vez más, como si se tratara de un videojuego) y una cámara imperturbable, describen a la perfección la desnudez en la que se mueve Gerry. Los travellings aplastantes a cargo de la steadycam manejada por Matias Mesa cobran toda su significación. Una cámara que apunta hacia la referencia de Béla Tarr, otro amante de los travellings hipnóticos y los espacios desérticos. Admirador declarado del director húngaro, Van Sant aplica con igual éxito el uso del travelling circular entorno al busto de uno de sus personajes: una imagen tan descriptiva como incisiva en la mirada perdida de su personaje. Eso sí, será en Elephant donde Gus Van Sant rinda su mayor homenaje al director de Satantango, trasladando su juego de puntos de vista de la puszta húngara a los pasillos de un instituto norteamericano.

El ojo de Gus Van Sant aleja a sus personajes, los empequeñece, los vuelve a juntar en el plano. De pronto la cámara sigue a sus personajes de cerca, unidos, andando al mismo ritmo. En otra secuencia uno se aleja a lo largo del cuadro hasta que perdemos al otro de vista, la cámara pronto se dirige en busca del compañero rezagado hasta volverlos a juntar en el plano: con sólo esta imagen se dibuja la sencilla idea de la reconciliación. Gerry se convierte así en el retrato de una amistad, de las dos caras de una misma moneda que devienen el sujeto abstracto de lo humano aplastado por lo natural: el desierto y, por encima, los cielos apocalípticos que tanto gustan a Gus Van Sant. Así se llega al momento culminante en el que el Gerry interpretado por Matt Damon acaba con la vida de su otro Gerry, el interpretado por Casey Affleck. Como si de una encarnación contemporánea de Caín y Abel se tratara, Gerry se erige, y no sólo por edad, como el hermano mayor del Elephant.




Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail


:: Opina sobre esta nota en los nuevos Foros de ENFOCARTE ::


| Sumario | Editorial | Plástica | Collage | Pintura | Galería | Escultura | Fotografía I | Fotografía II | Desnudos | Galería Fotográfica I | Galería Fotográfica II | Literatura | Las 1001 noches | Destacado | Ensayo | Literatura II | Cuento I | Cuento II | Novela | Poesía I | Poesía II | Poesía III | Poesía IV | Poesía V | Poesía VI | Poesía VII | Poesía VIII | Filosofía I | Filosofía II | Pensamiento I | Pensamiento II | Cine I | Cine II | Cine III | Teatro I | Teatro II | Música |

| ANTOLOGIA DE JOVEN POESIA GALLEGA |


| Home| Staff | Colaboraciones | Directorio| Archivo | Buscador | Poesía semanal |
| Concursos |


Google
  Web www.enfocarte.com

 

Copyright © 2000-2007 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.