Wang Qingsong
Por Nicky Combs (*)
Traducción de Miguel Gallardo

 

Wang Qingsong brinda una maliciosa impresión de la vida en la contemporánea China a través de sus observaciones acerca de la cultura moderna. Sus fotos, manipuladas digitalmente, reflejan una opinión divertida, aunque seria, sobre los rápidos cambios acaecidos en la sociedad de China. Las diversas consecuencias del desarrollo económico han influenciado notablemente al arte chino contemporáneo. Wang Qingsong utiliza la nueva realidad como inspiración para su obra.

Haz click para ampliar la imagen


Su lenguaje artístico no es diferente al del movimiento pop chino de mediados de los ´80. Qingsong también incorpora nombres de marcas con características del arte pop, creando un colorido y divertido kitsch, con interesantes observaciones sobre la situación del pueblo chino. Sus trabajos ilustran la actitud de la sociedad en la vida contemporánea. Consciente del influjo de la cultura consumista y el materialismo creciente, Qingsong intenta registrar en su fotografía las escenas producidas por esta nueva situación. Otro aspecto de su trabajo es el uso de autorretratos como iconos cuestionadores de la dirección que está tomando la sociedad, combinando para ello las tradiciones con los elementos cotidianos de la actual sociedad china.

En Requesting Buddha No.1, convierte la imaginería budista tradicional en una imagen pop contemporánea. Sentado en un trono de Coca-Cola, las manos del artista-Bodhisattva sostienen cigarrillos Marlboro, rollos de Kodak, dinero, oro y cds. La influencia del pop art norteamericano, la sociedad de consumo, y la cultura de masas son claras, pero los fuertes iconos específicamente culturales y los sentimientos nacionalistas que utiliza nos ofrecen todo un declaración sobre la China de hoy. Retratándose como un Bodhisattva de mil brazos sosteniendo productos estandartes del consumo, Wang Qingsong recurre a la coexistencia del pasado y el presente, del arte y la cultura tradicional y popular.

También se retrata como una figura budista en The Thinker, esta vez con un aura de vacuidad meditativa. La ironía es patente cuando vemos el logotipo de McDonald actuando como un blasón en su pecho. Aquí, Wang Qingsong yuxtapone con habilidad los iconos religiosos del pasado con nombres comerciales y populares de occidente. Las ideas filosóficas del budismo se combinan con el reconocido logo de McDonald. Sus trabajos demuestran así el rápido crecimiento de la sociedad de consumo, como también la influencia estética y material de la cultura occidental, la cual comienza a ser dominante en China desde los ´80.

Wang Qingsong admite, "Cuando nuestro país antepuso el desarrollo económico a otras políticas nacionales, China cambió y su gente cambió aún más. El eslogan "un cambio al año, un gran cambio en tres años, y una transformación inidentificable en cinco años", demuestran el panorama de la sociedad china contemporánea".

Qingsong muestra audazmente este hecho en imágenes, enfrentando la tradición a la modernidad, la ficción a la realidad, y el deseo a la necesidad. Catcher (1998), ilustra la fusión de occidente y la nueva realidad de la sociedad china, junto con la referencia de la imaginería cristiana. Wang Qingsong imprime a este trabajo una brusca ironía proponiendo una crucifixión sobre una cruz hecha de latas de Coca Cola, con mariposas multicolores volando alrededor de la figura de Cristo -Wang Qingsong-, ante una bella puesta de sol.

Con una profunda conciencia de los cambios sociales experimentados por China, Wang Qingsong enfrenta estas ideas y las mezcla con la cultura popular, creando trabajos que obligan al espectador a cuestionarse lo que pasa en la sociedad china actual. El deseo de China de modernizarse no solo afecta a la economía, sino también –y aquí la preocupación del artista- a la identidad cultural del pueblo Chino. Los trabajos de Wang Qingsong ofrecen una mirada singular sobre estos cambios, mirada que propone una fuerte crítica, con tintes satíricos, sobre las consecuencias de la globalización en su país.



Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen



Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen Haz click para ampliar la imagen


- Leer Wang Qingsong. Afrontando el pasado, afrontando el futuro -



(*) Nicky Combs, es directora de Red Gate Gallery, en China, y curadora de arte chino contemporáneo. Este artículo ha sido editado en el catálogo de de la Red Gate Gallery del 2001.



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail


:: Opina sobre esta nota en los nuevos Foros de ENFOCARTE ::


| Sumario | Editorial | Plástica | Galería I | Galería II | Galería III | Galería IV | Pintura | Ensayo | Especial Australia | Fotografía I | Fotografía II | Galería Fotográfica I | Galería Fotográfica II | Literatura | Destacado | Novela | Ensayo II | Cuento | Ensayo III | Poesía I | Poesía II | Poesía III | Poesía IV | Poesía V | Poesía VI | Poesía VII | Filosofía I | Filosofía II | Filosofía III | Filosofía IV | Cine I | Cine II | San Sebastián I | San Sebastián II | San Sebastián III | Teatro |


| Home | Staff | Colaboraciones | Directorio | Buscador |Poesía semanal |
| Concursos |
|
Números Anteriores |


Google
  Web www.enfocarte.com

 

Copyright © 2000-2007 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.