Diarios de guerra (preventivos)
Por Marc Caellas (*)

 


16/02/03
Prevenir o no prevenir.
Pongo la tele y veo a Bush andando con paso firme y con una media sonrisa del que se sabe admirado y también del que se cree una especie de líder mesiánico que salvará a su compatriotas de los males que le acechan. Luego veo a un señor ridículo con una pajarita naranja hablando de cooperación con los inspectores. Pienso que uno no coopera con un inspector. Si uno ha defraudado a Hacienda y ésta le inspecciona, lo que en ningún caso haces es, a las primeras de cambio, confesarle tu falta. Lo que haces es intentar despistar al inspector, haciendo ver que colaboras. Ahora sale un experto en seguridad hablando de un extraño líquido venenoso que puede transportarse en una maleta. Es un argumento muy bueno para una película de Harrison Ford, un éxito absoluto de taquilla. A continuación sale el líder de la oposición explicando qué es un ataque preventivo y yo saco la conclusión de que es como cuando tu novia se enfada y se larga a dormir a casa de su madre cuando averigua que has pensado en otra esta mañana cuando has bajado a comprar el pan. Eso es un ataque preventivo. Te previene que lleves a cabo tus ideas, aunque realmente sabes que no te enrollarías con la panadera, no por falta de ganas, no, sino por las consecuencias para la relación con la persona que realmente te importa. Un político catalán dice que Alemania ha subvencionado a España su crecimiento. Reconoce que es duro admitirlo pero afirma que aún es peor ser desagradecido y enfrentarte con él. Así que vivimos en un país de desagradecidos. Bin Laden! Aparece su nombre nuevamente. Un profesor universitario, con gafas y bigote, habla de que la guerra de Irak le va a dar alas. Como el red bull vamos, pero a lo bestia. Otro que lleva bigote, el presidente accidental, repite nuevamente su discurso, como si por repetirlo mucho se lo pudiera creer. A mí no me convence. Pero bueno, yo soy escéptico por naturaleza.

20/02/03
Los buenos ciudadanos.
El Partido Popular es sensible. Eso lo dice un señor muy trajeado que sale ahora en televisión en donde cada día hay un debate poco o nada interesante sobre la guerra. “Desde la cercanía es más eficaz la discrepancia” es el ingenioso argumento de este político con aires de grandeza que debate con el director del CCCB en TV3. Es brillante. Groucho March apreciaría este sarcasmo. Ahora resulta que Aznar en la intimidad intenta que Bush no ataque Irak y para ello necesita aparentar en público que lo apoya incondicionalmente. Muy bueno. Lástima que nadie pueda atribuir tamaña astucia a un gris inspector de Hacienda sin carisma. A lo mejor se lo dice en catalán y es por eso Bush no lo entiende.
Vuelve a la carga el político. Ahora afirma que el gobierno no participó en la gran manifestación del sábado porque debe mantener una posición firme para que sea creíble la amenaza. Como si los esforzados soldaditos del ministro Trillo pudieran asustar a alguien más que a unos pobre marroquíes. Le rebaten que Israel, Turquía y Marruecos, por este orden, son los países que más veces han incumplido resoluciones del Consejo de Seguridad. Parece el podium de la prueba de 3.000 m. Obstáculos femeninos de los Juegos Mediterráneos. Se habla de la carta de los 8, sí, ese texto que escribió al teléfono Aznar con Blair mientras Berlusconi decidía que nuevo canal de televisión compraba. Según este señor de pelo engominado, ese documento pasará a la historia, tanto o más, que la Biblia o El Quijote. Y si no es así da igual porque los libros de historia de España lo contarán de esta manera y los niños se lo creerán y cuando sean mayores se casarán por la iglesia y tendrán muchos hijos a los cuáles engominarán el pelo y los llevarán a una escuela católica donde aprenderán que el gobierno español hizo lo que debía a pesar de la incomprensión general de la masa desinformada.

28/02/03
La guerra de los sexos.
Me sugiere una amiga que escriba sobre sexo, que no vale la pena hablar más de la guerra, que todo es una comedia con muy poca gracia y con unos actores muy malos. Es la misma amiga que hace un tiempo afirmó que Bin Laden le parecía sexy. Desconozco sus sentimientos hacia Sadam Hussein.
Desgraciadamente hay pocas mujeres con cargos importantes en los organismos internacionales. ¿No sería más fácil que los iraquíes cooperasen con el jefe de los inspectores de la ONU si éste fuera una sueca y no un sueco? En España, la revista del taxi publicó un estudio en el que se aseguraba que la aparición de suecas en top-less por toda la costa a principios de los años sesenta fue un elemento clave para mantener el apoyo popular al régimen franquista. No es que los españoles no quisieran echarlo, es que estaban demasiado ocupados relacionándose con esas rubias tan cariñosas. ¿Podría una francesa presidenta de la república calmar los ardores de Colin Powell? A mí Condoleezza Rize, la consejera nacional de seguridad, me impone mucho respeto. Creo que si me la encontrara por la calle me arrodillaría delante de ella y le pediría que me esposara y me atara a una cama con barrotes para que hiciera conmigo lo que quisiera. ¿Debería estudiarse el informe Masters y Jonson en las carreras de Ciencias Políticas? ¿Tiene telarañas en casa Ana Palacio? Todos estos interrogantes han pasado a un segundo plano después del maravilloso documental sobre Michael Jackson que pudimos ver ayer en televisión. ¡Quién pudiera tener 10 años de nuevo para poder dormir castamente a su lado en Neverland!

05/03/03
¡Maldigo tu bigote!
Las noticias de hoy han mostrado imágenes de una de esas reuniones de los gobernantes/dictadores de los países árabes en las que, a pesar de su coincidencias, odio a Occidente, desprecio a su población civil, etc., normalmente no llegan a ningún acuerdo. En este caso estaban en Qatar y, en un momento de la reunión, el representante iraquí, después de llamarle rata y ante las protestas airadas de éste, le ha gritado al representante de Kuwait varias veces seguidas: “¡maldigo tu bigote!
Todo esto ha pasado el día en el que se conmemora, o mejor dicho se celebra, el 50 aniversario de la muerte de Stalin, un dictador sanguinario que se mantuvo aferrado a su bigote muchos años. Yo no sé qué tendrá el bigote pero me resulta altamente sospechoso que Stalin, Hitler, Sadam Hussein, el representante de Kuwait y Aznar, por citar sólo los que me vienen a la cabeza ahora mismo, coincidan en este significativo detalle. Alguien debería estudiar el tema seriamente. Los avances de la genética no deberían servir simplemente para clonar ovejas (un minuto de silencio por la oveja Dolly, fallecida hace pocos días) o para dar publicidad a extrañas sectas, sino para que la ciudadanía se diera cuenta de la importancia que pueden llegar a tener decisiones aparentemente inocuas como afeitarse por las mañanas o depilarse por las noches.
Ante la indefinición de sus contenidos, propongo que el Forum Universal de las Culturas cree el Consejo para el Rigor Estético Universal (CREU), con sede en Barcelona por supuesto, que se convertiría en el marco idóneo para tratar temas tan peliagudos.
¡Maldigo tu bigote!

22/03/03
Som més que un club!
Un domingo por la tarde más me encamino al Nou Camp con la esperanza de pasar una tarde deliciosamente banal charlando con un amigo y disfrutando con una victoria de mi equipo. Todos sabemos que el mundo del fútbol no destaca precisamente por su capacidad crítica contra el sistema. La profundidad de las declaraciones de los futbolistas después de un partido merecería algún día una tesis doctoral. Uno de ellos, un destacado futbolista de la capital, preguntado por su postura ante la guerra, contestó que tenía otros problemas más importantes en que pensar.
Así que, como casi siempre en la vida, cuanto más rebajas tus expectativas, más te alegras luego ante la sorprendente realidad, ante un gesto como el realizado por los jugadores, entrenadores y demás personal del club, al salir al campo con una camiseta blanca y sosteniendo una pancarta con el escudo del Barça y un texto: PER LA PAU. Un gesto simbólico más, sí, pero que curiosamente aún no se ha dado en ningún otro campo de fútbol del estado español. Todo el mundo ha aplaudido con ganas. Quizás porque nadie se espera nada de una directiva, nombrada a dedo por el anterior presidente, quién a su vez había sido el heredero del presidente anterior, los cuáles llevan más de veinticinco años dirigiendo el club con los mismo métodos que el Partido Popular, del cuál son miembros o simpatizantes los tres. A pesar de ello y ya sea porque lo cree así él, o porque le han obligado los jugadores o por populismo, la realidad es que el F.C. Barcelona se ha posicionado del lado de la masa social que representan.
Paralelamente escucho que en Madrid no se ha visto ni siquiera una pancarta alusiva. El presidente de este equipo, miembro orgulloso del partido del gobierno, y presidente o accionista significativo de la empresa ACS, una de las tres grandes empresas españolas que participarán del pastel de la “reconstrucción” de Irak, debe sonreír discretamente cada vez que una bomba derrumba un edificio en Bagdad. Pero, ¡cómo no iba a aceptar esta triste propina que Bush le deja a su criado hispano! Esta es la explicación del misterioso caso de Zelig/Aznar, aquél personaje obsesionado en caer bien a quién admira que necesita cambiar el acento para interpretar mejor el papel de empleado del servicio mejicano del rancho.
El Barça le ha metido 6 al Santander, una goleada simbólica por la paz. Hoy sí hemos demostrado que SOM MÉS QUE UN CLUB.

30/03/03
¡Vuelve a beber!
Viendo las imágenes del concierto contra la guerra de hoy constato varias certezas, entre ellas que Gurruchaga canta peor que Enrique Iglesias y que el “A galopar” de Paco Ibáñez suena tan rancio como los discursos de Fraga. Suerte que aún nos queda Carles Flaviá que, ante mi sorpresa, no duda en pedirle a Bush, por favor, que vuelva a beber. Por la noche me entero que Bush viene a ser el nuevo San Pablo y que también él fue derribado del caballo por un rayo de sol divino. Así, a los 40 años, Bush decidió dejar el alcohol y entrar en la carrera política con el firme propósito de expandir la doctrina cristiana fundamentalista. Marx dijo que la religión era el opio del pueblo. Hoy diría que la religión es la cocaína de los gobernantes. Les pone a cien pensar en convertir a los infieles.
Escucho unas declaraciones del entonces gobernador de Texas en las que pide a la juventud que se aleje de las drogas y del alcohol. No sólo eso, sino que proclama bien alto, claro y con sentimiento, que es un honor y no un sacrificio llegar virgen al matrimonio. En eso debe coincidir con Aznar y tal vez con Alejandrito Agag. A quién no ha conseguido convencer Bush es a su sobrina y hace unos meses me reí un buen rato cuando la vi pasar una noche en la cárcel por haber pecado gravemente: bebió cerveza sin haber cumplido los 21 años.
Con la iglesia hemos topado, nuevamente. ¿Quién nos lo iba a decir?
Señor Bush, vuelva a beber. Empiece por unas Bud, cerveza mala donde las haya, y acompáñelas con unas galletitas pretzel. Si no se ahoga, pásese al Jack Daniels y ya verá como ve las cosas de otra manera, a lo mejor hasta le apetece hacerle el amor a su mujer (aunque sea sin fines procreativos).

05/04/03
¡NO OLVIDARÁS!
Leo en el suplemento Culturas de La Vanguardia que “No olvidarás” es el mandamiento necesario para el siglo XXI. Pienso en los 10 mandamientos y veo a Charlton Heston-Moisés bajar del Sinaí con las tablas de la ley. Eso no lo he olvidado. Como difícilmente olvidaré su cara sin respuesta al final del documental Bowling for Columbine.
Un filósofo exigía, un mes antes de empezar la destrucción de Irak, que los gobernantes detallaran en rueda de prensa la cuota de sufrimiento, tasada en número de civiles muertos ante las cámaras de la televisión, que aceptan como coste de esta guerra. ¿Cuántos civiles iraquíes colaterales están dispuestos a soportar en el Telediario? ¿Cambian de canal para ver a Ronaldo jugando al Golf con esa tranquilidad del que escoge no pensar? Intento recordar los diez mandamientos. No sé si uno de ellos es “no lanzarás huevos a los dirigentes del Partido Popular” pero no me extrañaría que pronto apareciera en el Nuevo Catecismo.
Aparece un kurdo en televisión hablando en catalán. Pertenece a un pueblo perseguido, sin suerte. Lo atribuye a que no les dan cartas en el Casino de Kuwait. Para ponérselo más difícil aún, resulta que los apostadores no inspiran ninguna confianza. Saben que van a hacer trampas. A la izquierda los turcos, profundos demócratas y muy respetuosos con los derechos humanos, delante Irak, con Saddam Hussein y sus juguetes químicos comprados en los grandes almacenes USA y a la derecha Irán, con los viciosos Ayatollahs, que en público esclavizan a las mujeres mientras en privado retozan con ellas en hoteles de lujo de París. No me gustaría ser kurdo en estos momentos.
Ahora el filósofo habla del cine y la memoria. Todos los que amamos el cine recordamos unas cuántas películas sobre el Vietnam, entre ellas una en la que Robert Duvall se divierte con el napalm. Y ahora parece que no sabemos lo que son las armas de destrucción masiva y quién las usa y si el fin justifica los medios. Tal vez deberíamos preguntárselo a los habitantes de Hiroshima.
Ahora, más que nunca: ¡No olvidarás!

(*) Marc Caellas (marccaellas@mixmail.com) nació en Barcelona, España (1974). Economista y escritor ocasional. Ha vivido en Londres, Sao Paulo y Miami, en donde dirigió la obra teatral LA CENA, de Giuseppe Manfridi. Actualmente reside en Barcelona donde lleva a cabo un postgrado en Cooperación Cultural Iberoamericana.



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail





| Sumario | Editorial | Plástica | Dibujos | Galería I | Galería II | Ensayo | Perejaume I | Perejaume II | Fotografía | Galería Fotográfica I | Galería Fotográfica II | Literatura | Destacado | Cuento | Amistades históricas | Relato | Artículo | Poesía I | Poesía II | Poesía III | Poesía IV | Poesía V | Poesía VI | Filosofía I | Filosofía II | Cine I | Entrevista |Cine II |


| Home | Staff | Colaboraciones | Directorio | Archivo | Buscador | Poesía semanal |
| Concursos |


Google
  Web www.enfocarte.com

 

Copyright © 2000-2007 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.