Fernando Pessoa

 

Fernando Pessoa
Alberto Caeiro Ricardo Reis


Fijar un estado de alma, aunque no lo sea, en verso que lo traduzca impersonalmente; describir las emociones que no se han sentido con la misma emoción con que se sintieron -tal es el privilegio de esos que son poemas porque si no lo fuesen nadie les creería.
Hay poetas que lo hacen conscientemente, como Fernando Pessoa. Hay poetas que lo hacen inconscientemente, como Fernando Pessoa.
Soy demasiado amigo de Fernando Pessoa para hablar bien de él sin que me sienta mal: la verdad es una de las peores hipocresías a que obliga la amistad.
Si el lector encuentra injustas las palabras precedentes, suponga que he escrito las que él cree justas. Lo que esté bien sin ninguno de los dos. Por lo demás, el único prefacio a una obra es el cerebro de quien la lee.

Álvaro de Campos


PREALBORADA

El monstruo del confín del mar
Desde la tiniebla vino aquí a buscar
El amanecer del nuevo día,
Del nuevo día aún sin acabar;
Y dijo: «¿Quién duerme en recordar
Que desvendó el Segundo Mundo
Y el Tercero no quiere desvendar?»

Y en la tiniebla el son de su rodar
Malo hace el sueño y triste el soñar.
Rodó y fuese el monstruo siervo
Que a su señor vino aquí a buscar.
Que a su señor vino aquí a llamar
-Llamar a Aquél que está durmiendo
y fuera antaño el Señor del Mar.


NAVIDAD

Nace un dios. Otros mueren. La verdad
No viene ni se va: cambia el Error.
Ahora tenemos otra Eternidad,
Mas siempre lo pasado fue mejor.

Ciega, la Ciencia inútil gleba labra.
Loca, la Fe vive el sueño de su culto.
Un nuevo dios sólo es una palabra.
No busques ni creas: es todo oculto.


[A LO LEJOS EL LUAR]

A lo lejos, el luar,
En el río una vela,
Serena al pasar,
¿Qué me revela?

Yo no sé, mas mi ser
Se me torna ajeno
Y sueño sin ver
Los sueños que tengo.

¿Qué angustia me enlaza?
¿Qué amor no se dice?
Es la vela que pasa
En la noche que sigue.


[NADA SOY, NADA PUEDO, NADA SIGO]

Nada soy, nada puedo, nada sigo.
Llevo, cual ilusión, mi ser conmigo.
No comprendo el comprender ni sé
Si he de ser, siendo nada, el que seré.

Esto aparte, que es nada, bajo azur
De vasto cielo un vano viento Sur
Me despierta y estremece en el verdor.
Tener razón, o triunfos, o aun amor,

Se marchitaron en el astil de la ilusión.
Y si no saber es vano, nada es la ensoñación.
Duerme en la sombra, incierto corazón.


AUTOPSICOGRAFÍA

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge ser dolor
El dolor que en verdad siente.

Y quienes leen lo que escribe
En el dolor leído sienten
No los dos que el poeta vive
Mas sólo aquél que no tienen.

Y así por las vías rueda
Y entretiene a la razón
El tren girando con cuerda
Que se llama corazón.


[NO DIGAS NADA]

No digas nada.
Suponer qué dirá
Tu boca velada
Es oírlo ya.

Es oírlo mejor
Que tú lo dirías.
Tu ser no está a flor
De frases y días.

Eres mejor que tú.
No digas nada: ¡sé
Gracia del cuerpo nudo
Que invisible se ve!


[MI SER VIVE EN LA NOCHE Y EL DESEO]

Mi ser vive en la Noche y el Deseo,
mi alma es un recuerdo que hay en mí.


[HOY ESTOY TRISTE, ESTOY TRISTE]

Hoy estoy triste, estoy triste.
Alegre estaré mañana.
Lo que se siente consiste
En cosa que siempre es vana.

Sea lluvia, sol, pigricia,
Todo influye y nos transforma...
En el alma no hay justicia
Ni en la sensación hay forma.

Una verdad cada día...
Un mundo por sensación...
Estoy triste. Tarde fría.
Mañana, sol y razón.


[HE OÍDO DOCE VECES DAR LA HORA]

He oído doce veces dar la hora
Al reloj que dice el mediodía
A la gente que cercana mora.
(Dejemos que Camoes hable ahora:)
Tanto que espera! Tanto que confía!
Mas tal nuestro Camoes eso podría
Decirlo uno cualquiera, incluso otrora.

Gran cosa, todavía, la ironía.


L´HOMME

No: toda palabra está demás. ¡Sosiega!
Deja solo de tu voz el silencio anterior.
Cual vago mar a playa desierta, llega
          A mi corazón dolor.

¿Qué dolor? No lo sé. ¿Quién sabe saber qué siente?
Ni un gesto. Sobreviva sólo a cuanto ha de morir
El luar, y la hora, y el vago perfume indolente,
          Y las palabras por decir.



Fernando Pessoa
Alberto Caeiro Ricardo Reis

- Volver a los Poetas de Pessoa -



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail



| Sumario | Editorial | Plástica | Galería I | Galería II | Estampa I |Estampa II | Estampa III | Estampa IV | Fotografía | Ensayo | Galería Fotográfica | Literatura | Entrevista | Reseña | Novela | Cuento | Especial Pessoa | Poesía I | Poesía II | Artículo | Diálogo | Filosofía I | Filosofía II | Destacado | Cine | Teatro |


| Home | Agenda | Staff | Colaboraciones | Directorio | Contacto | Promoción | Archivo | Buscador | Noticias | Concursos |
| Crea tu sitio |



- Imprime esta página -

 

Copyright © 2000-2001 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.