Artes plásticas

Arte naif o primitivista
Por KAREN CARDOZA

 

La pintura naif o primitivista, como se le ha denominado recientemente, mantiene fuertes vínculos con la época precolombina y de la Colonia, con una visión mágica del mundo.

"Mujer con nena", Lorenzo Gonzalez Chavajay


Los mayas del periodo preclásico tardío, protoclásico y clásico temprano desarrollaron un estilo artístico minucioso y muy bien depurado, lleno de signos que representaban figuras humanas o deidades. Los estudios antropológicos han revelado que muchos de estos signos están conectados con las costumbres y creencias que todavía se practican en muchas comunidades del país. A las figuras aladas híbridas, encontradas sobre los altares de los templos mayas, se les atribuía poder y protección. Dichos elementos son sencillos, sus mensajes son directos y predecibles, usualmente están alineados en forma simétrica; esta tendencia estilística no sufrió grandes modificaciones durante siglos.

A partir de la Conquista y colonización, el mundo maya se vio obligado a cambiar. Sus tradiciones y costumbres fueron borradas por la espada. Los dioses antiguos fueron sustituidos por uno nuevo, los mitos fueron transformados.

Sin embargo, la cultura maya y sus tradiciones resurgieron en medio de la destrucción de la colonización española. La fusión de las dos culturas dio paso a la herencia del arte español. Los indígenas participaron activamente en la creación del arte colonial que ahora conocemos. Fueron instruidos para crear esculturas religiosas y funerarias, con el propósito de adornar las iglesias de los pueblos conquistados; además, sirvieron como mano de obra calificada.

"Tejedores de San Juan la Laguna", Antonio Coché Mendoza


Los cronistas religiosos de la época cuentan que los cakchiqueles eran muy habilidosos para el arte. Elaboraban sobre todo imágenes pequeñas para uso doméstico. Las fachadas barrocas, los retablos neoclásicos, los altares y las esculturas religiosas que se encuentran sobre todo en Antigua y en la Ciudad de Guatemala inmortalizaron nombres como el de Mateo de Zúñiga, Quirio Cataño, Juan de Chávez, etcétera, pero casi nadie recuerda que las iglesias de los pueblos poseen una clara presencia del arte colonial indígena. La pintura indígena de ese entonces también trataba temas exclusivamente religiosos pero se entrelazaba con figuras de seres mitológicos y adornos propias de la cultura maya.

"Un día en Guatemala", Abrahan Batzún Navichoc


La tradición artística de carácter religioso, impuesta durante siglos, sigue vigente en la pintura primitivista o naif. Muchos artistas, si no la mayoría, retratan su entorno geográfico como fondo o motivo de sus cuadros, ya que el tema principal de las composiciones está ligado a la religión.

La necesidad de expresión de estos artistas primitivistas ha trascendido el carácter emblemático de la pintura naif, pero se requiere profundizar en ella porque a simple vista es difícil apreciar la realidad que vive el indígena.

La clase social dominante del país ha puesto sus ojos en el arte naif -al punto que ha sido ella quien le ha denominado ingenua-. Libros de lujo y conferencias nacionales e internacionales ponen de manifiesto dos aspectos fundamentales: lo folclórico y lo exótico de las comunidades mayas que son reflejadas en dicha pintura, limitando así el discurso artístico a una simple comprensión de colores y formas que la pintura primitivista refleja, disminuyendo su valor como obra de arte a un nivel comercial.

La importancia artística no solo consiste en los elementos anteriores, también hay que tomar en cuenta que el desarrollo interno de estas pinturas hace eco tanto en sus orígenes como en el contexto actual que vive el artista indígena.

"Cofrades de Atitlán", Rafael Gonzalez y Gonzalez


El impacto de la luz y el color del altiplano y el trópico guatemalteco permiten una perfecta síntesis en la representación de una cultura agobiada por el racismo. La lucha por sobrevivir a los cambios que puedan afectar sus tradiciones es reflejada de manera impresionante por estos artistas. Por eso el espectador del arte naif debe dejar a un lado su conflicto personal de identidad, sólo de esa manera le será posible poder identificarse con el mundo indígena, el cual muchas veces puede resultar extraño e inmóvil, pero es sumamente auténtico.

La representación de lugares que no han sido corrompidos por la modernidad, es una de las grandes bondades de este arte que transcurre en sitios fuera de tiempo y que recurre constantemente a lo mítico.

Es bueno aclarar que el arte naif no solo representa alegorías propias de la cultura maya. Existen algunos pintores en Comalapa y Atitlán que se han dado a la tarea de reflejar escenas del tiempo de la guerra que asoló a Guatemala durante 36 años, en estos cuadros los colores parecen opacarse por una espesa tiniebla que surge como símbolo de la decadencia y muerte que se vivió en aquellos días.

Paisaje de Colombia por Noe León

Vale la pena destacar a dos pintores indígenas: Abraham Batzún Navichoc 1964- originario de San Pedro La Laguna y Francisco Tun 1948-1989- de la Ciudad de Guatemala.

El primero sorprende tanto por la técnica como por la composición de sus cuadros. Al obsérvalos pareciera que se pierde la perspectiva, y es quizá gracias a eso que se puede apreciar todos los elementos plasmados en sus pinturas. Día de venta, La danza de las tinajas y Entre cafetales, son algunas de sus obras.

Tun, en cambio, nos sugiere figuras legibles de perfiles determinados, los tamaños y las distancias se vuelven incalculables y terminan siendo símbolos gráficos, no necesita de un fondo geográfico colorido sino más bien amorfo; esto permite que no se pierda el movimiento y la espacialidad de sus pinturas, logrando así un delicado ilusionismo plástico. Elecciones y una serie de cuadros sin título comprenden su obra.




Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail



Sumario | Editorial | Plástica | Fotografía | Literatura | Filosofía | Galería | Poesía | Entrevista | Artículo
Home | Agenda | Colaboraciones | Enlaces | Contacto | Archivo

ESCRITORES POR LA PAZ

 

Copyright © 2000-2006 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.