Fotografía

Entrevista a Chema Madoz
Por FRANCESC IGLESIAS (*)

 

  

Chema Madoz, uno de los fotógrafos-autores más pretigiosos en España nos habla de su forma de aproximarse a la ficción fotográfica.

Francesc Iglesias: Si tuvieras que escoger una profesión para que constara en tu D.N.I. ¿ Cuál elegirías: fotógrafo, artista plástico, poeta visual ...?

Chema Madoz:
Me da igual, no me importa mucho como me definan. Que sea difícil encasillar mi trabajo es una cosa que no me preocupa demasiado.

FI: ¿No has tenido nunca la tentación de realizar obras tridimensionales?

ChM:
No. Algunos montajes que he hecho podrían funcionar igualmente sin fotografía, pero no es lo habitual. Lo normal es que la fotografía haga que funcionen. Utilizo la fotografía porque en ella el tiempo no tiene una presencia muy marcada y me permite manipular algunos elementos: el punto de vista, la escala, la luz... Además la imagen fotográfica me permite un distanciamiento que no tienen los objetos, que son más tangibles.

Intento materializar las ideas que me pasan por la cabeza por medio de un objeto físico y la fotografía vuelve a vincularlas con la imaginación o la memoria: la fotografía las hace de nuevo intangibles.

  

FI: ¿Qué haces con los objetos que has creado para realizar tus fotografías una vez los has plasmado sobre papel?

ChM: Algunos los conservo, pero en la mayoría de ocasiones es absurdo hacerlo. Sólo conservo algunos objetos concretos.

FI: Explica como es el proceso de gestación de tus obras, desde que tienes la idea hasta que consigues materializarla fotográficamente. ¿ Cómo pasas de la imagen mental a la imagen real?

ChM: El proceso me resulta algo confuso, en cada obra es distinto. Hay algunas imágenes que te las encuentras, que tropiezas con ellas. En otras hay un proceso de reflexión a partir del atractivo que un objeto ejerce sobre mí: veo que hay algo, intuyo algo... En este caso se trata de un proceso más pausado. Hay ocasiones en las que tardo mucho tiempo y otras en las que es casi automático.

FI: La calidad de tu portafolios induce a pensar que eres muy exigente a la hora de seleccionar las fotografías que lo integran. ¿ Hay muchas imágenes que se quedan en el tintero?

ChM: Hay algunas imágenes fallidas pero no son muchas. Sólo cojo la cámara cuando sé lo que voy a hacer. Primero tengo la idea, después hago algunos bocetos para imaginar el resultado final. Según la intensidad de la imagen me decido a montarla o no. Si la monto es porque ya intuyo que tiene posibilidades. Tengo la sensación de que se trata de un trabajo lento. Creo que no existe un fondo tremendo de imágenes.

Muchas de las ideas que se quedan en el tintero se suelen solucionar con el paso del tiempo. Ahora puedo hacer una foto de algo que tenía apuntado desde hace un par de años. Con el paso del tiempo acabo encontrando la solución, que además suele ser sencillísima. Cada cosa tiene su tiempo y si la idea no llega a cuajar es que realmente no valía la pena.

FI: ¿Por qué trabajas siempre en blanco y negro?

ChM:
En algunas ocasiones he trabajado en color por encargo, pero suelo trabajar en blanco y negro porque me siento a gusto. No siento la necesidad de utilizar el color, como mínimo de momento, aunque nunca se sabe. Te digo esto para no caer en el tópico de que el blanco y negro es más abstracto, está más relacionado con la imaginación...

FI: Has conseguido crear un estilo personal e inconfundible, cosa poco común en un fotógrafo de tu edad. ¿ Cuáles crees que son tus señas de identidad?

ChM:
No sé muy bien cuales son las claves de mi fotografía, aunque soy consciente de que existen. Son claves sencillas donde utilizo el juego, las apariencias, la transgresión... para poner en solfa la percepción que tenemos de la realidad. Muchas veces me han dicho que hay un cierto sentido del humor, que no es buscado, sino que es consustancial a mi trabajo. En mis fotografías hay algunas claves que las hacen fácilmente reconocibles. Hay una forma de ver y entender las cosas que se ha mantenido desde el comienzo, aunque con soluciones formales distintas.


FI: ¿Cuáles son, para ti, las características que debe tener una buena foto?

ChM: No lo sé. Es algo muy visceral o emocional. Para mí es lo mismo que puede tener una buena canción. Cuando te plantas delante de ella, debe aportarte algo distinto, debe comunicarte una nueva forma de ver o entender la realidad.

FI: ¿ Y un buen fotógrafo?

ChM: Pues la capacidad de plasmar lo que acabo de decir en la pregunta anterior. Se trata de una percepción o sensación física que hace que te cuestiones qué pasa dentro de la imagen. Un buen fotógrafo debe tener un mundo propio o un discurso particular y, a través de sus imágenes, debe ser capaz de transmitirlo.

FI: ¿Cómo es el equipo fotográfico que utilizas normalmente para realizar tus trabajos?

ChM:
No tengo mucho material. Sólo utilizo un par de cámaras, un trípode y un fotómetro. En el estudio no tengo ni flashes, ni focos, ni pantallas, ya que siempre trabajo con la luz natural.

Lo principal no es la técnica, aunque tenga su importancia, sino lo que estás contando. En mis imágenes siempre utilizo el mínimo de elementos posibles y esa concepción también la he aplicado al equipo. Cuando limitas tu campo de acción es más fácil profundizar y llegar al espíritu de las cosas. No me gusta andarme con parafernalias, mi concepción seguramente es un poco zen. Es como la magia, sacando de donde no hay se pueden lograr resultados muy interesantes.

FI: ¿Qué fotógrafos y/o artistas admiras o consideras que han influido en tu forma de entender la fotografía?

ChM: En mis comienzos me influyeron los primeros trabajos de Ralph Gibson, que era capaz de construir imágenes a partir de detalles nimios. Con él descubrí que a partir de absolutas banalidades se podían construir imágenes interesantes. También me gustaba mucho John Pfahl, que hacía pequeñas fotos en color, en las que trabajaba mucho la percepción.

De los artistas más actuales me gustan: Manuel Saiz, Manuel Rufo, Perejaume, Brossa... Con este último teníamos un librito preparado con poemas suyos y fotografías mías. Con la desaparición de Brossa, no sé que pasará con el proyecto.

FI: ¿Cuáles son los proyectos en los que estás trabajando actualmente o que tienes previsto realizar en un futuro próximo?

ChM: Pues, como siempre, intento seguir mis propias coordenadas, combinando mi trabajo con los encargos. Hago fotografías por pura necesidad: durante muchos años, en los que no tenía demanda, seguí haciendo fotos.

 

(*) Entrevista realizada por Francesc Iglesias para Vía Carla (http://www.viacarla.com)



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail



Sumario | Editorial | Plástica | Fotografía | Literatura | Filosofía | Galería | Entrevista | Instalación
Home | Agenda | Colaboraciones | Enlaces | Contacto | Archivo

 

 

Copyright © 2000-2006 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.