Literatura

José Enora Borsk

 

VIDA Y OBRA DE LS
Reseña del libro OBRA Y VIDA DE LS, Ed. Berjel
publicada en el N° 32 de la Revista Cultural Clarín

El 22 de octubre de 1957, a la edad de 30 años, el poeta José Enora Borsk muere internado en una clínica para enfermos mentales en Granada.

José Enora Borsk nació el 6 de junio de 1927, en Madrid. Fue hijo único del matrimonio entre el filósofo Abel Enora y la pintora rusa Leñu Borsk. José tuvo una niñez y adolescencia privilegiadas, ya que además de vivir sin apremios económicos, su casa era centro de reunión de la pléyade de escritores, filósofos y artistas de la época, españoles y extranjeros. Ya de niño muestra interés por la poesía al escribir un centenar de sonetos, principalmente sobre temas religiosos. A los dieciséis años publica con el seudónimo LS su primer libro Poesías Menores, aplaudido por Gómez de la Serna, entusiasta admirador del precoz poeta. En esa misma época José conoce a quien sería el amor de su vida, Paula Kossio, una niña de origen griego que entonces contaba sólo con once años. Dos veranos más tarde, Abel Enora muere víctima de un accidente aéreo. Esta tragedia sume al poeta en una profunda tristeza. En 1947 las imprentas ven el segundo y último libro de Enora Borsk, nuevamente firmado con seudónimo, titulado Y desapareció la Noche. Este volumen de poesía iconoclasta y original, le brinda al poeta el reconocimiento de sus "colegas", entre quienes están Juan Larrea, José Bergamín, el italiano Tommaso Landolfi, y el británico Robert Graves.

Por entonces, LS formaliza su amor con Paula Kossio, y con el preceptivo permiso de los padres de la joven, comienzan a vivir juntos en la casa de Málaga. Pero su vida estaba marcada por el sino de la desdicha, y ésta vuelve a aparecer el 28 de agosto de 1951: Paula Kossio se suicida cortándose la vena yugular. Muere a causa de la hemorragia la mañana del 29, a la edad de 17 años. Nunca se esclarecieron los motivos que llevaron a la joven a tomar la fatal determinación. Sí sabemos, en cambio, que José Enora Borsk no pudo superar el trance y fue ingresado, por expreso pedido de su madre, el 28 de septiembre de 1951 a la Clínica Mediodía, en Granada. Nunca saldría de allí. El 22 de octubre de 1957 muere por causas naturales a la temprana edad de 30 años. Al año siguiente, Leñu Borsk abandona su casa en Málaga sin dejar rastro alguno. Ninguno de los escritores que frecuentaban la casa malagueña (la mayoría hoy muertos) han dejado escrito en sus Memorias y Diarios palabra alguna relacionada con José Enora Borsk. Sólo es posible citar aquí a Gómez de la Serna cuando seis años antes de morir en su libro Nuevas páginas de mi vida escribe:

"A Paul Fort le preguntaban algo así como qué cualidad esencial debía ser la de escritor, y contestó: "Tener poco apetito". Cuando conté esta anécdota en la casa de mis amigos Enora Borsk, su hijo, José, poeta cabalmente enloquecido, agregó: "O tener el ingenio suficiente para procurarse comida". El devenir de mi existencia certificaría sus palabras."

La obra de José Enora Borsk, hasta hoy había sido desatendida por las editoriales y el público lector, relegándola sólo al conocimiento de los eruditos por casi cuarentitrés años. Es por eso que no podemos más que felicitar a la editorial Berjel por llenar este injusto vacío con su exhaustivo trabajo acerca de la vida y obra del malogrado poeta. Tras un esfuerzo encomiable, el editor Gabriel Bernanos y la poeta Anna Freyre, nos presentan en dos volúmenes la Obra y Vida de LS, precedido por un excelente estudio crítico. Entre las novedades que ofrece el libro, que son muchas, hay que señalar el hallazgo de las notas que llevó a cabo LS en los últimos siete años de su vida, en la Clínica Mediodía.

Debemos agradecer a la Editorial Berjel, y en especial a su editor, Gabriel Bernanos, la posibilidad de reproducir a continuación unos pocos fragmentos de Últimas palabras, como ha titulado la editorial a las notas de LS en la citada clínica.

Últimas palabras

Opiniones del mundo de la ilusión:
La junta médica decretó, Es notorio en el paciente, un caso original de solemnidad crónica. Recomendamos recluirlo de inmediato en la institución de sanidad mental disponible al momento de la emisión de este diagnóstico, Nuestros fundamentos demuestran la precariedad de su salud psíquica, y el carácter de urgente que reviste nuestra recomendación.
Algo más, algo menos. Lo mismo podría haberme quedado afuera.

***

Poeta: omnímoda bestia rabiosa de fe que en vez de cruces tiene una gramática y un lenguaje.

***

Una vez que escapamos por alguna grieta de la razón es imposible volver a confiar en lo que allí habita. Al sentir que la reflexión es en sí misma efímera y sin dimensiones, ¿cómo esconder el caos?... Mis logros se sintetizan en una respiración contante y voluntaria.

El pensamiento es una ilusión
sostenida por el temor al Caos.

Los nombres nada dicen. Ellos nacen antes que nosotros, son la manufactura de la afirmación de un universo atroz.

***

Se ha forjado en mí una entalladura en el espíritu que vacía mi facultad de comprensión ante el mundo.

***

Nos aferramos a otro por miedo. Si fuéramos inmortales no existiría la necesidad de la palabra Amor. Nos despreciaríamos los unos a los otros, sin miramientos.

***

LA VIDA ES UN ERROR
VIVIR ES NO ADMITIRLO

***

El homo sapiens es un macabro sofisma, ¿cómo mantenerse erguido cuando el oxígeno se encuentra al ras del suelo?

***

Pensar en el tiempo pasado, y en las acciones y situaciones que allí han tenido lugar, es temer al tiempo que resta, o dicho más precisamente, al tiempo que nos resta.

***

somos nada
en un mundo
donde cualquiera es todo

***

Si existiesen becas para abúlicos, la mitad de la humanidad se presentaría al concurso.

***

Concretar la expresión dentro de cánones que estén más allá del lenguaje y sus variantes, es estúpido, porque la expresión se transforma en disciplina, en simple gimnasia mental. De esta manera, todo lo escrito acaba siendo infértil, y la hoja se transforma en un recuerdo repetitivo, o lúdicas alegorías. Seguir estructuras dadas para escribir, es lo mismo que preocuparse por vestirse para que los demás aprueben nuestra presencia.
En la poesía ocurre lo mismo, con la diferencia de que los 'poetas' son más exóticos en la elección de la ropa que llevarán puesta.
La poesía es una superstición, y el poeta, un romántico estafador que se aprovecha de la desesperación del hombre.

***

Me repugna la demagogia de la Esperanza.

***

El peor carácter del género humano es aquel que dirige su vida pensando en el día de mañana.

***

INTERPRETAR A OTRO
ES REFUTARLO

***

ATIZAR LA LENGUA
CONTRA EL PALADAR
SÓLO PARA GENERAR PALABRAS

ATIZAR LAS PALABRAS
CONTRA EL MUNDO
SÓLO PARA GENERAR CONFUSIÓN

ATIZAR LA CONFUSIÓN
CONTRA LA VIDA
SÓLO PARA GENERAR COSTUMBRES

***

Lo irremediable de la organización de la vida es que el deseo de renuncia se diluye a medida que el compromiso es más profundo. Pensándolo fríamente, he sido afortunado.

***

Nunca quise parecerme a nadie. Nunca busqué aprobación ni censura. Siempre caminé por las calles como lo hacen los perros, paseando el cuerpo.

***

La realidad es una grotesca puesta en escena con milenios de ensayo; y en ella, yo soy quien causa la vergüenza del director de turno.

***

No sé vivir. Las conductas de los hombres son para mí extraños malabares que buscan aplausos.

***

digo muerte
y mi espíritu busca en vano

(La poesía es al hombre lo que las plumas al pájaro, con la locuaz diferencia que el hombre utiliza las plumas para confeccionar almohadas y edredones.)

***

Nada quiero del mundo, nada pido, y sin embargo, mi pasividad es interrumpida para realizar, según los médicos, nuevos análisis.

***

Siempre me perturbó la frase "todos somos iguales ante la muerte". Desde niño me pregunto por qué no podemos decir "todos somos iguales ante la vida". Lo consulté con los médicos, y ellos me han dicho que mucho se esforzaron por concluir sus estudios y luchar en la dura realidad. Sigo sin comprender.

***

Los médicos me instan a concentrarme en la vida y aprovecharla. ¿Qué le gustaría hacer si no estuviera aquí?, preguntaron. Lo que ustedes quieran, contesté. Se marcharon poderosos, pero un tanto insatisfechos.

***

Ser sociable. -He aquí la miseria del mundo, la sonda curioseando en mis venas.-

***

La vida fue pensada para mí, pero la cambiaron apenas me hice.

***

Nada tengo para dar a la humanidad. Me asemejo a esos animales que nacen débiles, y que sus padres instintivamente devoran. La diferencia en mí es que aún estoy con vida, he visto a mi padre morir, y mi debilidad ha ido creciendo con el paso del tiempo, lo que da por resultado esto que ahora soy, una cruel metáfora del amor humano.

***

Odio al pensamiento. Lo único que resulta de él es el frenesí de la duda. Y uno acaba por no tener otra opción que la de ser un payaso equilibrista en un circo sin red ni público...

***

Nuestra estupidez se sintetiza en una pintura del siglo XVII llamada La lección de música. Se ve en ella a un cerdo tocar el violín ante un auditorio lleno de animales fervorosos y admirados. El violín es la Vida, y el cerdo el arquetipo del Hombre. Y a lo que ejecuta el cerdo se le da el nombre de Música.

***

El hombre es un animal sediento de apeiron que en su fantástica necesidad camina sobre las cabezas de los demás para elevarse. Y al nunca alcanzar lo que busca se las ha ingeniado para creer que esa elevación es un fin en sí mismo, el único. A eso se lo llama Éxito, Sentido, Realización; yo, cuando tengo accesos de valor, lo llamo perdida de tiempo.

***

El sentimiento esencial del suicida es el odio a la burocracia.

***

El desorden es el estado natural del hombre.
El desorden ha sido reprimido para sobrevivir.
La alternativa de vivir fuera del orden es sólo una, morir.
En el desorden la muerte es una casualidad más.
Somos nuestros verdugos.

***

Cuando creemos saber algo, la vida nos lanza a la cara un nuevo enigma acompañado de un susurro que dice, "¿todavía no se han cansado?".

***

Un árbol vomitado desde la tierra. Una flor expectorada. Y nosotros para llamar a eso belleza.

***

Desde el suelo suben estas palabras:
"Lo cuidaremos, estará entre semejantes."
A + [BCCHDEFGHIJKLLLMNÑOPQRSTUVWXY] = Z
"Al menos aquí, no hay nadie que ignore la ecuación."

***

LA COMUNICACIÓN
ES SACRIFICIO

***

¿Qué es la vida? Un libro de páginas innumerables escritas por la arbitrariedad sistemática de unos pocos hombres. ¿Qué es la humanidad? El lector sumiso de aquel libro. ¿Qué soy yo? El analfabeto que se entretiene observando las diferentes tipografías.

***

Soy desesperación en su estado reprochable: juventud.

***

¿He optado por esconderme del mundo, o fue el mundo quien decidió esconderme? / ¿Simplifico la vida en una ecuación insensata, o la vida me simplifica en su insensatez?

***

Cercado por mis estúpidas obsesiones diseño, consciente, el pozo en el que cae mi pulso vital.
"Vivo para destruir lo que me hace ser". "Vivo para destruir lo que me hace ser para ser en lo que destruyo haciéndome de una forma ajustada a las causas de mi necesidad de destrucción". ¿Soy injusto? ¿Cómo hacer el decir sin marginar la emoción del sentir y el entender? Sin querer, me he convertido en el error que justifica mis palabras. Demasiada Razón a mis espaldas.

***



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail



Sumario | Editorial | Plástica | Fotografía | Literatura | Filosofía | Galería | Cine | Teatro
Home | Agenda | Colaboraciones | Enlaces | Contacto | Archivo

 

 

Copyright © 2000-2006 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.