Literatura

POEMARIO
VICENTE RODRIGUEZ NIETZSCHE (*)

 


ENCAUZA POR MI RIBERA
las aguas de tus dolores;
te daré un caminoflores
que llega hasta dulce vera.
¡Qué diera yo porque fuera
de mis manos tu alegría
para hacerte noche y día
un vaso de barroamores
y que bebas los dulzores
que te da la sangre mía!



VI

Te traigo en la copa de mi mano
una voz que canta
y dice tu nombre.
Para tus palabras y tus mejillas
traigo un corazón de guano
que pesa como el mundo;
un pecho,
que late por tu vida.

¡Qué corto ha sido el viaje!
Una luna me separa del encuentro.
Ayer fui revelado;
ayer la fiebre de tu ser se coaguló
en mi sangre.

Escucha,
en desnudez de sentimiento,
el repetido mundo de alas que te digo:
La piedra que has pisado,
el viento que impide que te derrames
y todo lo que tocas
está lleno de esta criatura que te digo,
está lleno de un beso que espera como un fondo...



VII

Es dulce estarse hundido por el aire;
Saberse por la luz casi apretado.
Respirar. Sonreír.
Es muy dulce contemplarse en unos ojos,
escuchar las sílabas que ayer hemos pensado,
aceptar en paz
la tibieza de otro cuerpo que rozamos,
la dureza de la almohada
donde vamos a dormir cuando muramos.

(Estarse satisfecho de estas cosas
es una dicha que pocos de los hombres
gozamos.)

Y que duro es el latir
al comprenderse que somos tan pequeños;
que incapaces de crear siquiera un átomo
o de darle origen y fragancia a un geranio;
intentamos definir la mano que nos hizo.
(Mas, es dulce estarse hundido por el aire.
Vivir sin ataduras;
certeramente siempre amando;
escuchando el vuelo de la sangre
a la orilla del cuerpo que adoramos...)



X

Hundir mis manos en tu cuerpo de seda
como estrella que hunde su luz dentro del agua.

Tú, ciega palpitación de mis tinieblas,
recibe dulcemente esta acogida,
que yo no fuera yo por ser tus manos
y no vieran mis ojos sino por tu mirada.

Pero mis palabras no dan para este canto.
Son flacas como hojas amarillas,
como culebras argentadas se resbalan.
No llegan a ser burbuja transparente de una playa,
no son un pie desnudo
y mi pensamiento el zapato que las calza.

Son lejanas. Son lejanas.
Son pequeño límite que anhelo,
están en el fondo del pozo en la garganta,
están al borde de mis labios
y no estallan!

Se me escapan como peces.
Como sombras se me escapan.
Como tú me rehuyen las palabras.



XI

Hay cuerpos que no deben repetirse
Federico García Lorca

Hoy. Tres días después. Martes.
Cercado de ausencia.
Carcomido de sombra y nostalgia.
Pienso y siento en el olfato
un olor puro a golondrinas.
Pienso y siento entre las manos
una falta de beso y de caricia.

Fuera de mí, los árboles,
en su quietud,
parecen comprender
que estoy pensándote.

Grito. Exijo que te acerques.
Exijo las mismas golondrinas que había el domingo.
Beso el aire. Busco tu boca
para sostener o multiplicar
las pocas ganas que tengo de latir.
Ahora, atardeciendo el martes, me ahogo.
Tu pelo negro! Tus mejillas.
Tu cuerpo de amor que yo no debo repetir
me llenan la memoria con tres días
y obligan a cerrarse mis ojos y mis puños!

 

(*) VICENTE RODRIGUEZ NIETZSCHE nació el 5 de abril de 1942 en Santurce, Puerto Rico.
Director de la revista de poesía Guajana desde su fundación en el 1962, donde ha publicado gran parte de su poesía. Colaborador de las revistas literarias: BAYOAN, MESTER, VERSIONES, PROMETEO, ISLOTE, SIN NOMBRE, AMANECER, MAIRENA, INSTITUTO DE CULTURA Puertorriqueña y otras de la isla. En el exterior ha colaborado con diversas revistas de países latinoamericanos. Ha participado y organizado varios recitales de GRAFICA Y POESIA en República Dominicana, Venezuela, Nueva York y Puerto Rico. Ha participado en eventos literarios internacionales en República Dominicana, Cuba, Nueva York, Perú y Nicaragua y Puerto Rico. En 1995 fue galardonado en Santiago de Cuba con la medalla José María Heredia.
LIBROS PUBLICADOS: DOMINGO, LUNES, MARTES en 1965; ESTOS POEMAS ( con Andrés Castro Ríos) en 1967; TROVAS LAREÑAS (colaboración con Andrés Castro Ríos y José Manuel Torres Santiago) en 1968; MURAL en 1973; LÍRICA COLÉRICA ( colectivo con Etna Iris Rivera, Andrés Castro Ríos y Angelamaría Dávila Malavé) en 1977; TE DIGO FIDEL en 1978; AMOR COMO UNA FLAUTA en 1978; GUAJANA- GRÁFICA Y POESÍA (colectivo con Edwin Reyes, Vanessa Droz y Juan Sáez Burgos) en 1979; DEL DULCE PIE TU CAMINAR TRANQUILO en 1983; NANAS PARA NENES (con Andrés Castro Ríos) en 1985; En una sola torre POEMAS FAMILIARES (colectivo con: Manuel Joglar Cacho, Nimia Vicéns, Violeta López Suria, María Arrillaga, Antonio Ramírez Córdova, Andrés Castro Ríos, Coqui Santalíz y Ricardo Cobián) en 1987; PARA TOCAR LA MÚSICA DE TU AMOR en 1988; DECIMARIO en 1988; VUELVO A ENHEBRAR LA MUSICAL COSTURA 1989; SONETILLOS 1991; HASTA EL FINAL DEL FUEGO Antología, selección-introducción de Marcos Reyes Dávila) en 1992; NO SUPE ENAMORARME DE AZUCENAS 1994; A LO MEJOR ES DOBLE NUESTRO SUEÑO 1995, UNEA-Guajana, Habana, Cuba. VOCES DEL SILENCIO 1997, Ediciones Inspiración-Guajana, Santiago de Cuba. QUE CANTEN EN VERDAD LO QUE TE QUIERO 1999; Editorial Guajana.


Para contactarse con Vicente Rodriguez Nietzsche: guajana@coqui.net

Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail



Sumario | Editorial | Plástica | Fotografía | Literatura | Filosofía | Entrevista | Galería | Tributo
Home | Agenda | Colaboraciones | Enlaces| Contacto

 

Copyright © 2000-2006 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.