Fotografía

Jean-Christian Boucart
Versión en español

 

- English version -

Jean-Christian Boucart nació en Francia, siendo conocido hoy en día por varios de sus proyectos fotográficos. En uno de ellos, Ciudad Prohibida, realiza una serie de fotografías con cámara oculta en los S&M Clubs en Nueva York y en clubes de swingers en París. A su vez, en otro de sus más ambiciosos proyectos, titulado Madonnas Infértiles, también utiliza una cámara oculta para realizar retaros de prostitutas en un burdel de Frankfurt. En El Día Más Hermoso de Mi Vida trabaja con imágenes de bodas que encuentra en la tienda de una compañía fotográfica para realizar con estas un ensayo fotográfico. Además, junto con el fotógrafo y director de cine Alain Duplantier, realiza un largometraje en 35 mm en Sarajevo titulado Elvis.

Haz click para ampliar la imagen


Haz click para ampliar la imagen


Haz click para ampliar la imagen


Los trabajos en los clubes y burdeles violan las reglas y el entendimiento tácito entre quienes trabajan allí o lo concurren. Boucart es simultáneamente un jugador de rol, un participante, un cliente, y un intruso que busca algo. El hecho de hacer estos trabajos coloca al artista, y quizás a los espectadores, en la posición del voyeur -situación totalmente conciente en el artista-. Para Boucart "el voyeur es un hombre impotente junto a una ventana: James Stewart en su silla de ruedas... incapaz de actuar, sólo capaz de mirar" -y en su caso disparar algunas fotografías-. Nan Goldin incluye algunas de estas imágenes en una reciente exhibición grupal en Nueva York llamada "Tímido". Para Goldin, los trabajos de Boucart "exploran el deseo y la explotación" y capturan la "desesperación, el pathos, y las narrativas religiosas acerca del cielo y el infierno".

El largometraje Elvis fue realizado en Sarajevo bajo un estado de sitio, en diciembre de 1993. Boucart y su colaborador se hicieron pasar como periodistas corresponsales asignados a responder a la situación fuera de los parámetros de los medios dominantes. La película, protagonizada por actores amateurs (gente que conocieron casualmente en la ciudad), se centra en Elvis, un extraño herido que está huyendo y encuentra refugio en una habitación entre las ruinas de la ciudad. La historia narra sobre la sociedad que lo rodea, y del amor que lleva al sacrificio. La película ha sido exhibida internacionalmente y ha obtenido numerosos premios.

Acerca de su trabajo el artista dice: "Tal vez tomo fotografías y hago cine para identificar y distanciar las formas que me atrapan, para sentir el espacio entre el lado más íntimo de mi vida y el más amplio, lo infinito fuera de mí, el cual también es muy misterioso ¿O es acerca de modificar, de obstruir la realidad para un sueño mejorado de lo que ya no existe?"

Los trabajos de Boucart han encontrado su lugar dentro de las colecciones del Museo de Arte Moderno, Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Génova, y el Centro Pompidou en París, entre otros. También ha trabajado como fotógrafo freelance en el periódico Libération.

Haz click para ampliar la imagen


Exposiciones Destacadas

"Ciudad Prohibida", Galería Reflex de Arte Moderno, Amsterdam, 1999
"Tímido", curada por Nan Goldin, Galería Espacio del Artista, Nueva York, 1999
"La cité interdite", Galerie Serge Aboukrat, Paris, 1999
"La nuit, I'oubli (en souvenir de Gilles Dusein)", Musée d'art Moderne et contemporain, Geneva, 1998
"Résurgences gratinées", Catherine Flay, Paris, 1996
"Sarajevo, ville martyre", Scéne Nationale de Bayonne, 1994
"Besieged and Interned", Centre Culturel Obala, Sarajevo, 1994
"Les filles de la gare centrale", Galerie Urbi & Ubri, Paris, 1993
"Madones infertiles", Galerie Confluence, Paris, 1992

Haz click para ampliar la imagen


Bibliografía Destacada

Forbidden City, Point Du Jour Editeur, Amsterdam, 2000
Guerrin, Michel, "Entre douleur et extase", Le Monde, 10 May 1999
"Shy", The Village Voice, 16 March 1999
"New York forbidden", Journal du Centre National de la Photographie N.5, September 1998
Frodon, Jean Michel, 'Elvis', Le Monde, 8 September 1997
"It once was S-X", Vicki Goldberg, New York Times, 20 April 1997


Breve entrevista con Jean-Christian Bourcart

Por casualidad, la revista Marie Claire me pidió que hiciera un reportaje sobre la prostitución en Frankfurt. Yo estaba impresionado, estéticamente, por las habitaciones con las chicas dentro, pero no quise hablar con ellas para preparar las fotos, y de cualquier forma en esos lugares está prohibido tomar fotos. Entonces decidí esconder mi cámara dentro de mi chaqueta. Así nació la serie "Madonnas Infértiles". El título tiene un aspecto metafórico, simbólico, comparando algo hermoso con algo triste. Finalmente Marie Claire no utilizó esas imágenes. Demasiado reales dijeron, demasiado sugestivas y evocativas. Y creo que eso está bien. Cada vez que encuentro algo que me parece que es verdadero fotoperiodismo, los medios no pueden publicarlos. Quedan fascinados, pero no pueden publicarlos.

Haz click para ampliar la imagen


Haz click para ampliar la imagen


Parte del sentido evocativo de tu trabajo viene de una composición accidental.
Nunca veo a través del lente. Tampoco disparo muchas veces -tal vez una noche puedo usar cuatro carretes, pero hay mucha basura en ellos-. En las imágenes que selecciono busco emoción, interés formal, pero primordialmente busco algo que flota entre la realidad y los sueños. No me interesan las cosas muy precisas y reconocibles, es más como cuando buceas bajo el agua buscando perlas. Para mí el trabajo es una subliminación. En lugares como los burdeles, usualmente me aburro porque para conseguir imágenes tengo que quedarme más tiempo del que quiero.

¿Y las imágenes de "Ciudad Prohibida"?
Otra vez, ese trabajo era demasiado riesgoso para la prensa. Me fascina el hecho de que la gente haga ese tipo de cosas, pero yo estoy detrás de la cámara, tal vez esta es mi forma de participar. Hay una especie de ocultamiento de la información detrás de las fotos, y cierta calidez hacia los temas. Pienso que en estas escenas la gente hace el amor, se tocan, y se cuidan entre ellos, particularmente en los S&M Clubs. Existe un espíritu de compasión. Algunas personas de los clubes de swingers de París, supongo que los dueños, vieron mi trabajo en una galería y se enojaron, querían saber cómo había tomado esas imágenes. Intentaban proteger el anonimato de las personas, pero a veces esto ha sido difícil para mí, porque algunas de mis mejores fotografías son muy nítidas. Se ven rostros, y a veces algo más que eso.

También existe un aspecto de compasión en tu "descubrimiento" de fotos de bodas.
Se enlazan con las otras series en donde hay fotografías de gente común, que tienen una calidad accidental. Hay humanismo en ellas. Estoy fascinando por como la gente simple conmueve... Algunas de las imágenes son muy tristes. Algunas son descabelladas. Es el mundo común que no está representado en los medios, es un mundo oculto. Las fotos de bodas son un arte popular, como el arte folklórico, no pretenden ser artísticas, arte de galería. Eso es lo que me gusta.

Haz click para ampliar la imagen   Haz click para ampliar la imagen


- English version -



Suscríbete a Enfocarte.com y recibe las actualizaciones en tu e-mail





- Imprime esta página -

 

Copyright © 2000-2001 Enfocarte.com /fvp.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.